Diario del Cesar
Defiende la región

Las ‘colaboraciones’ se toman las nuevas generaciones vallenatas

297

POR WILLIAM ROSADO RINCONES

Mucho han cambiado las generaciones de músicos dentro del folclor vallenato, generalmente desde su nacimiento se conocieron los distanciamientos y la jerarquía que cada protagonista ejercía en su región, en los primeros juglares se dirimía en contiendas que se citaban a través de recados en determinados lugares ante la inexistencia de la grabación de discos.

La historia referencia los desafíos que existían entre músicos de renombre como Emiliano Zuleta y Lorenzo Morales, piqueria en la que terciaron otros como Juancho Polo Valencia que se preciaba llamarse el respeto del Magdalena, lo mismo que Toño Salas que le quiso demostrar a su medio hermano, Emiliano, que, él también tenía cría de ‘La Vieja’ Sara, su mamá.

También fueron reconocidos los piques entre Abel Antonio Villa y Luis Enrique Martínez, piqueria está que, por poco llega al plano de la agresión física, lo que tuvo la intermediación de otras personas, para evitar un caso lamentable.

En una temporada más moderna se alcanzaron a grabar algunos temas que evidenciaban las rivalidades, siendo la más famosa, ‘La Gota Fría’ de Emiliano Zuleta, aunque Lorenzo Morales también le respondió con algunas canciones como: ‘El Zorro’. Al final ya entrados en años se ciñó un compadrazgo inmortal.

Se conocen además las piquerías de Enrique Díaz con Rúgero Suárez; la de Aníbal Velázquez con Alfredo Gutiérrez, el mismo Alfredo con Jorge Oñate, y este a su vez con Diomedes Díaz. Ese celo profesional se fue asentando en la medida en que la tecnología avanzaba, y se conocían las estadísticas de ventas y número de contrataciones de cada quien.

Apareció una fea costumbre en algunos músicos que le pagaban a los locutores y controles de sonido de entonces, para que rayaran los discos de sus contrincantes con el fin de que no sonaran.

En esa serie de diatribas se ha forjado el género vallenato, con ciertas fricciones también, al comienzo de actores modernos como Peter Manjarrés  y Silvestre Dangond. Pero hoy afortunadamente la camaradería es el común denominador de los músicos que están a la vanguardia del folclor, y en los últimos meses lo que se palpa es una amistad de tal factura que, han terminado grabando canciones a dúo, casos que en el pasado era imposible.

Silvestre Dangond ha sido un abanderado de esta causa, a tal punto que hoy carga 8 acordeoneros a quienes les permite estar actualizado y pasea con ellos varios escenarios recordando sus momentos estelares. Recientemente el mismo Silvestre grabó en vivo el tema ‘Mañanita de Invierno’ con Poncho Zuleta, tan exitoso que terminó sonando a la par de una grabación de estudio.

Para corroborar su fidelidad con sus colegas, también entregó hace uno días el tema: ‘Tú me Sube’ grabado con el Grupo Kvrass. La moda tiene referentes como Iván Villazón con Ana del Castillo, y ahora con Elder Dayán. La misma Ana del Castillo lo había hecho con Rolando Ochoa, y acaba de saldar una vieja enemistad con Karen Lizarazo.

La moda de los dúos, muestra a Peter Manjarrés con ‘El Mono Zabaleta quienes tiene pegado Amor de Locos’, y como para certificar el ciclo,   ahora, Churo Díaz y Felipe Peláez preparan el nuevo tema ‘Qué No Sé Nos Vaya la Magia’, el que ya están montando y estará próximamente en el mercado del disco, con una generación que está sepultando los odios y rencillas que le hicieron mucho daño al género en una  temporada pasada.