Diario del Cesar
Defiende la región

La falta de comandante empieza a afectar operatividad de Bomberos

267

POR:
NINOSKA
REYES URDANETA

En emergencia se encuentra el Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Valledupar. Desde el 21 de julio está vencido el ultimátum que el Gobierno departamental concedió al Consejo de Oficiales para el nombramiento del nuevo comandante de la institución, cuya ausencia está empezando a afectar la operatividad, ya que parte del parque automotor está paralizado, el personal quedó sin seguridad social y el suministro de combustible para las unidades está suspendido desde el día de ayer.

Los días pasan y mientras no se cuente con un representante jurídico, las operaciones empezarán a caer siendo los más afectados los habitantes del municipio, que sin tener culpa del problema interno de la institución, recibirán directamente las consecuencias de esta falta.

El Consejo de Oficiales del Cuerpo de Bomberos presuntamente nombró al teniente Eduardo Rojas como comandante encargado hasta el 31 de diciembre, información que no ha sido oficializada en resolución por parte del Gobierno departamental.

Carlos Cujia, bombero de la línea de fuego, manifestó que de la situación que se vive en el cuerpo de bomberos no tiene culpa el Gobierno municipal, ni mucho menos la comunidad. “Existe una pugna interna entre los oficiales que no ha permitido designar al comandante, mientras las operaciones empiezan a decaer, sin embargo, nosotros estamos accediendo a responder a las emergencias para no dejar a la comunidad desamparada”.

Cujia explicó que al no tener comandante no hay quien acredite el combustible, la seguridad social de los oficiales y el mantenimiento de la flota de vehículos empieza fallar por falta de servicios.

José Rojas, maquinista, manifestó por su parte que esta situación debe resolverse lo antes posible porque hay el riesgo que la institución sea sancionada por la pugna entre los oficiales de nombrar al nuevo comandante.

Los servicios, como el teléfono, también los van a suspender porque no existe un representante de la institución. “El afán por el poder está llevando a los bomberos al vacío, sin contar que los más perjudicados serán los vallenatos”, dijo.

El también bombero de la línea de fuego, Luis Zuleta, informó que hasta donde pueden atienden los llamados de la comunidad, pero las autoridades de gobierno deben presionar al Consejo de Oficiales para que tomen la decisión lo más pronto posible. Quedar sin combustible para las unidades es una falla muy grave, ya que las unidades no se podrán mover en caso de presentarse una emergencia en la ciudad.

“Hay recursos que nosotros manejamos con algunos servicios que se realizan, pero no hay quien direccione el manejo de las partidas presupuestarias para que la estación tenga 100% de operatividad”.

La Secretaría de Gobierno Departamental, a través de un oficio con copia a la Alcaldía de Valledupar y Personería Municipal, notificó el vencimiento de la personería jurídica para el Cuerpo de Bomberos de la ciudad, a partir del 21 del mes pasado.

Este pronunciamiento se basó en la Ley 1575 del 2012 y especialmente lo establecido en el artículo primero que dice: “La gestión integral del riesgo contra incendio, los preparativos y la atención de rescate en todas sus modalidades y la atención de accidentes con materiales peligrosos,  es responsabilidad de todos las autoridades y habitantes del territorio colombiano y en especial los municipios o quien haga sus veces, el departamento y la nación”.

Al no recibir notificación y sobrepasar la fecha límite para la renovación jurídica, se suspendería al Cuerpo de Bomberos de la capital del Cesar, pues así lo establece el artículo tercero de la Resolución 1127 el cual modifica el artículo cuarto de la Resolución 0661 de 2014.   “No inscribir dignatarios dentro del término de diez días será causal para la cancelación de la personería jurídica”, de este cuerpo de Socorro, dice el decreto del Ministerio del Interior.

A LA ESPERA DEL ACTA

Carlos Cotes Maya, secretario de Gobierno Departamental, informó que el pasado martes el Consejo de Oficiales realizó una reunión y presuntamente escogieron a un comandante encargado. “Estamos a la espera del acta para darle su respectivo trámite, todo depende de ellos como institución”, dijo.

Agregó Cotes que el acta debe ser radicada con sus respectivos indagatorios para que la Secretaría de Gobierno revise el cumplimiento de los requisitos exigidos por la ley y se le dé validez a la elección.

Por su parte, Eduardo Rojas, comandante saliente y quien presuntamente volverá a tomar las riendas del Cuerpo de Bomberos de la capital del Cesar, manifestó que esta misma semana se espera la resolución por parte del Gobierno Departamental para acabar con los problemas que está enfrentando la institución.

“Ya el Consejo de Oficiales hizo mi elección como comandante, pero se espera por la aprobación para asumir el cargo, nada es oficial hasta que no salga la resolución”, reiteró.

“Lo importante en todo esto es darle respuesta a las deficiencias que pueda estar presentando el Cuerpo de Bomberos por la ausencia del comandante. Lo primero es la atención de las comunidades y al personal que labora en la institución, ya que esto permitiría ofrecer un óptimo servicio”, dijo el teniente Rojas.