Diario del Cesar
Defiende la región

No cesa el dolor, murió otro cadete herido en el atentado

167

Andrés Felipe Carvajal, cadete herido tras el atentado a la Escuela General Santander, falleció en las últimas horas luego de permanecer en el hospital El Tunal desde el día del ataque perpetrado por la guerrilla del ELN.

El reporte médico inicial indicaba que el joven uniformado tenía quemaduras y fracturas por lo que fue intervenido en varias oportunidades, pero por la gravedad de sus lesiones perdió la vida.

Carvajal Moreno fue uno de los primeros uniformados en ser trasladado a una unidad asistencial y junto con cuatro de sus compañeros y dos civiles llegaron hasta El Tunal donde se hizo un acondicionamiento especial para atender a los heridos que llegaron tras el ataque con carrobomba del pasado 17 de enero.

Junto con las quemaduras y las fracturas, al cadete Carvajal le hallaron una lesión grave en el globo ocular derecho, consecuencia de la explosión de los 80 kilos de pentolita que iban en la camioneta que, según las autoridades, conducía José Aldemar Rojas conocido como ‘Mocho’ en las filas del ELN.

El ministro de Defensa, Guillermo Botero, escribió en su cuenta de Twitter “con dolor debo confirmar que ascendió a 21 el saldo fatal del ataque terrorista a @EscuelaDCadetes. Nuestro cadete Andrés Felipe Carvajal perdió la vida luego de luchar 10 días en hospital El Tunal. Acompañamos a su familia en este duro momento”.

El cadete era oriundo de Chiquinquirá, Boyacá, y tenía 23 años. Su cuerpo será trasladado en las próximas horas a las instalaciones de Medicina Legal para practicarle una autopsia que determinará el conjunto de lesiones que le causaron su deceso.

La entidad dijo esta semana que el equipo conformado por médicos forenses, odontólogos, antropólogos, dactiloscopistas y fotógrafos había esclarecido las identidades de 20 cadetes y 19 de ellos ya habían sido entregados a sus familiares.

 “EL ÚNICO QUE PUEDE HACER JUSTICIA ES DIOS”

“Yo quiero que recuerden a mi hermano como un héroe colombiano, como una persona que dio su vida por un sueño que él tenía”. Estas son las palabras de Daniela, la hermana del cadete Andrés Felipe Carvajal, la víctima más reciente del atentado contra la Escuela de Cadetes General Santander y quien falleció esta mañana en el hospital El Tunal.

Los Carvajal son oriundos de Chiquinquirá, Boyacá, por lo que, según Daniela, estos días estuvieron con la fe intacta y orándole a la Virgen de esa población, considerada como la Patrona de Colombia.

“Fueron días de mucha angustia, incertidumbre. Pero también de mucha fe y esperanza”, dijo Daniela quien, aunque no escuchó el mensaje del papa Francisco durante el ángelus de este domingo desde Panamá, señaló que “es muy hermoso que contemos con la iglesia ya que somos marianos, católicos y esas palabras nos llenan de felicidad y nos da fuerzas para continuar adelante”.

El cuerpo del cadete Carvajal permanece en la morgue de Medicina Legal y tras los exámenes forenses de rigor será trasladado al Centro Religioso de la Policía para la velación. Sus exequias se realizarán en Bogotá, según confirmaron sus familiares.

Sobre los autores del ataque, que ya cobra la vida de 21 jóvenes policías, Daniela manifestó que el “único que puede hacer justicia es Dios y que espera que Él los perdone”. Añadió que ellos son partidarios de que se reactive la mesa de diálogo entre el Gobierno y la guerrilla del ELN.

“Acá no pueden seguir pagando inocentes por una guerra sin sentido, que no tiene un propósito. No pueden seguir muriendo ni policías ni líderes sociales”, concluyó la mujer que destacó de su hermano la perseverancia y la disciplina, así como la constancia y la entrega por su trabajo.