Diario del Cesar
Defiende la región

Máximo Jiménez,  autor del ‘Burro Leñero’ vive momentos difíciles

1.400

El otrora revolucionario compositor y acordeonero Máximo Jiménez está reducido a una silla de ruedas en Montería, después de regresar del exilio de Europa.

Por
WILLIAM
ROSADO RINCONES

En 1974 y 1977, Valledupar fue testigo de la presencia en los festivales vallenatos de esas versiones, de un muchacho menor de los 30 años , quien con la estampa del típico sabanero, llegó a participar en los certámenes, llegó por la atracción que ejercía este concurso para los acordeoneros de diferentes partes del país.

Su nombre era Máximo Jiménez Hernández, sin mucha referencia por estos lares en la primera oportunidad que llegó, pero cuando vino por segunda vez ya se conocía parte de su despegue en la música, y llamaba la atención por su corte social en sus canciones, en ese festival de 1977, la gente lo aplaudía cada vez que presentaba los temas: ‘El Burro Leñero’, ‘Usted Señor Presidente’ y ‘El Indio Sinuano’, de la autoría del escritor, David Sánchez Juliao, tres canciones protesta. Cuando apenas se asomaban los grupos de insurgencia en esta zona.

Esta tendencia le originó cierta persecución por los organismos estatales que frustraron un poco su crecimiento musical, le tocó vivir episodios de violencia entre su familia, por lo tanto no volvió más al Festival de la Leyenda Vallenata, ni pudo grabar más temas de carácter protesta, porque además le tocó partir al exilio durante varios años al viejo continente.

Comenzó a tocar el acordeón cuando apenas tenía  20 años, pero su inclinación no era el camino de los demás músicos de su generación, lo de él era el estamento social, quería que por medio de sus instrumento y sus canciones, la gente conociera la realidad de los campesinos de su natal Montería y su zona corregimental de donde era proveniente.

En 1989 se tuvo que ir del país ante las graves amenazas y encarcelamientos vividos, de tal manera se exilió en Viena, en donde lo atacó la lejanía, la soledad y nostalgia por la tierra. Regresó luego de padecer una enfermedad cerebrovascular, la que se le complicó en Montería en donde está residenciado y que lo tiene viviendo momentos difíciles ya que no tiene movilidad y presenta dificultades en el habla.

A pesar de esta lamentable situación, mantiene vivo su espíritu de músico y resolvió grabar hace dos años un disco de cumbias y también hace parte de foros y encuentros donde se habla de música, sociedad y justicia. En esta etapa de su vida, hace dos años, la Universidad de Córdoba le otorgó el título de Licenciado en Artística y Música Honoris Causa. A sus 71 años de edad, Máximo Jiménez no pierde su rebeldía de pensamiento.

Los temas que más problemas le causaron y los que mayor éxito tuvieron y por los cuales fue muy aplaudido en el Festival Vallenato de 1977 que finalmente se ganara José María ‘Chema’ Ramos, fueron: Usted Señor Presidente y el ‘Burro Leñero’:

“Algún día tendré potrero,

Dónde comer por montón

Así lo dice mi dueño en una organización

Adelante compañeros, ¡Viva la Revolución¡

Ni hippie ni nada de eso

Yo soy un burro leñero que a veces me ponen preso

O me botan de un potrero”.

Recientemente, Máximo Jiménez, recibió la visita de una delegación de la Sociedad de Autores y Compositores, SAYCO de la Regional de Córdoba y le llevaron una Silla de Ruedas para facilitar su movilización en este episodio que vive uno de los más reconocidos acordeoneros y compositores de la región sabanera.