Diario del Cesar
Defiende la región

Dos ciudadanos Ecuatorianos asesinados en Tumaco

385

Las autoridades están tras la pista de los homicidas de dos ciudadanos ecuatorianos identificados como Jhony Alexander Quintero Cortés, de 25 años de edad, y Carlos Junior Gómez Quintero, de 23 años, quienes eran oriundos de la población de San Lorenzo en el Ecuador, frontera con Colombia.

El caso se habría presentado el pasado miércoles, según algunos moradores, cerca de las 3:30 de la tarde cuando fueron localizados dos cuerpos sin vida en el kilómetro 63 de la vía que de Tumaco conduce a Pasto, en una zona boscosa del corregimiento de La Espriella, a 30 minutos del casco urbano de la ciudad costera.

Debido a las condiciones de seguridad, los cadáveres fueron trasladados hasta la morgue del Instituto de Medicina Legal en Tumaco, donde personal de criminalístico Cuerpo Técnico de Investigaciones, CTI, realizaron la inspección de los cuerpos y su levantamiento. De igual manera, técnicos del Instituto de Medicina Legal practicaron la necropsia y determinaron la plena identidad de estas personas, allí confirmaron que se trataban de ciudadanos ecuatorianos.

*Impactos de bala*
En la inspección realizada por los técnicos de la Fiscalía se determinó que Jhony Alexander Quintero Cortés y Carlos Junior Gómez Quintero presentaban varios impactos por arma de fuego en diferentes partes de sus cuerpos, lo que produjo su muerte de manera instantánea. De igual manera, los cadáveres fueron reconocidos plenamente gracias a la información suministrada por algunas personas de la región que los conocían, se presume que eran frecuentes las visitas de los extranjeros al lugar.

Las autoridades suponen que, al parecer, los responsables del crimen serían integrantes del Grupo Armado Organizado, Gao, denominado ‘Los Contadores’, quienes operan en el sitio y son los responsables del negocio de la producción y tráfico de clorhidrato de cocaína. De igual manera, tienen el control de la ruta de salida del estupefaciente al Pacífico por el río Mira. Los cuerpos fueron trasladados hasta la población de San Lorenzo en el Ecuador

 Nariño (Colprensa).