Diario del Cesar
Defiende la región

Vándalos quieren acabar con la sede del Hospital en La Nevada

217

La sede del hospital Eduardo Arredondo Daza, ubicada en el barrio La Nevada de Valledupar, de nuevo fue blanco de ataques por personas inescrupulosas, afectando en esta ocasión una de las puertas de vidrio que se encuentra a la entrada de la zona de urgencias.  Esta es la quinta vez que el centro asistencial es el epicentro de estos actos vandálicos, según el líder de gestión social del sector, Ciro Guerra, luego de ser entregada formalmente por la alcaldía municipal el pasado 16 de diciembre del 2016.

LOS HECHOS MÁS RECIENTES

El señor Raúl Guerra, fue uno de los habitantes del barrio La Nevada que estuvo presente el pasado 21 de enero, día de los sucesos.  Guerra, narró que todo comenzó “cuando una persona con problemas mentales era atendido en el hospital, luego de un tiempo, el paciente quería salir del lugar, pero el vigilante le impidió su salida por no tener la debida autorización; en ese momento la persona golpeó el vidrio de la puerta con intención de dañarlo; algo que logró”, relató el ciudadano.

Para el señor Raúl, estas situaciones que atentan contra la sede del hospital Eduardo Arredondo Daza sede La Nevada, son rechazas por él y el resto de la comunidad; acota que, “este centro suple los servicios de salud de todo el barrio; las personas con problemas mentales deberían estar aislados de la comunidad para evitar este tipo de situaciones”.

LOS PROBLEMAS QUE SE DESCONOCEN

El gestor social del barrio La Nevada, Ciro Guerra, comentó que este punto de Valledupar, en ocasiones, también presenta negligencias por parte del personal médico, sin que las autoridades encargadas, administración municipal y gerencia del HEAD, intervengan, aseguró; “en ocasiones el personal de salud se niega a atender los usuarios, con la excusa de que están descansando.   Esto ayuda a agravar la situación que vivimos.  El personal de salud está para atender, es su obligación”, comentó Ciro Guerra, gestor social del sector.

¿A QUIÉN SE CULPA?

La comunidad entrevistada por DIARIO DEL CESAR dirigió la culpa a las directrices del hospital Eduardo Arredondo Daza, y a la administración municipal; manifiestan, que no cuentan con el respaldo de estas dos entidades, quienes serían para ellos, las autoridades competentes para efectivas soluciones.

Sin embargo, el secretario de Obras de Valledupar, Juan Pablo Morón, manifestó que la alcaldía de Valledupar realizó la entrega de este centro asistencial hace dos años (en el 2016), y aunque asegura que aún se encuentran las pólizas de garantías vigentes por parte de los contratistas, subraya que “los actos vandálicos no se incluyen en las reparaciones de obras públicas; quien daña las partes de una infraestructura o quien le dé mal uso, es la encargada de arreglar los daños”, dijo Morón.

DIARIO DEL CESAR insistió en comunicarse con la coordinadora del hospital Eduardo Arredondo Daza sede La Nevada, Liliana Corpus, así como con el gerente del HEAD, Jhonny Rojas Rangel, pero ninguno de los dos funcionarios atendió las llamadas realizadas.  No obstante, el medio se dirigió a las instalaciones de la sede La Nevada del centro asistencial, pero tampoco fue posible el contacto con la encargada.

SANCIONES ECONÓMICAS  Y JUDICIALES

Según el decreto 555 de 2017 expedido por el Ministerio del Interior a través de la oficina de Función Pública, estableció en el artículo 188 la medida correctiva de “reparación de daños materiales por perturbación a la posesión y tenencia de inmuebles o muebles”; en este punto, se especifica que cualquier persona que atente contra los bienes públicos del Estado, recibirá sanciones económicas, pedagógicas y judiciales.

POR EDUARDO MOSCOTE SIERRA