Diario del Cesar
Defiende la región

Conozca todos los problemas de salud que afronta Maradona

389

Diego Maradona fue operado con éxito de la rodilla derecha, este miércoles, en una clínica de la provincia de Buenos Aires por una sinovitis y una artrosis, según informó su agente y amigo Matías Morla.

“Todo salió perfecto. Agradezco en nombre de Diego a la Clínica Olivos y a todos los profesionales que lo atendieron de la mejor manera. Ahora a comenzar con la recuperación”, publicó el abogado en su cuenta de Twitter.

La cirugía se programó hace semanas, aunque se desconocía la fecha exacta, y fue el principal motivo por el que Maradona renunció el mes pasado a la dirección técnica de los Dorados de Sinaloa de la Segunda División de México.

El campeón del mundo en México 1986 se operó en una clínica de la provincia de Buenos Aires sin fanáticos en los alrededores y con poca prensa en la entrada del edificio.

Maradona, según explicó su agente, tiene todavía pendiente una cirugía en el hombro.

Estas operaciones son para que el entrenador de 58 años pueda “volver al trabajo lo antes posible”, señaló Morla.

“Tengo que pensar en mí, y en mi salud. Los médicos me piden que pare, porque pasan los años y cada vez me duele más. Tengo que hacerme dos operaciones que vengo postergando desde hace mucho. Gracias a Dios, y a la Tota (su madre, fallecida en 2011), ninguna es de riesgo, pero se necesita tiempo y reposo para poder hacerlas, y creo que este es el momento”, dijo Maradona hace poco más de un mes.

El diez tuvo múltiples problemas de diversa índole durante su vida, mientras fue futbolista y después. Veamos:

Adicción a las drogas

Los excesos de drogas y alcohol en la vida de Maradona fueron de conocimiento público aún en su etapa como profesional e incluso estuvo apartado de los terrenos de juego durante un tiempo por un positivo por cocaína cuando jugaba en el Nápoles, en 1991.

Su momento más crítico ocurrió en 2000, dos años después de su retiro, cuando una sobredosis de cocaína derivó en una crisis cardíaca en enero de ese año mientras estaba de vacaciones en Uruguay.

Los médicos detectaron luego una cardiopatía severa y el “Pelusa” se marchó a Cuba para quedar internado en una clínica durante meses para un extenso proceso de rehabilitación.

En 2004, Maradona recayó en su adicción y sufrió una severa crisis cardiorrespiratoria. Primero estuvo una semana y media en un hospital de Buenos Aires y después volvió a Cuba para una nueva internación prolongada.

Reducción de estómago

En 2005, Maradona se sometió a un “bypass” gástrico con éxito en Colombia, una operación que permitió reducir el tamaño de su estómago.

La imagen del “Pelusa” durante ese tiempo estaba muy lejos de la estilizada figura que tenía en su etapa dorada con el Nápoles en la década de 1980: pesaba 120 kilos y gracias a la intervención logró rebajar 33 de ellos en pocos meses.

Aunque a partir de entonces ha lidiado con problemas de peso puntuales, nunca han sido tan graves como aquél.

Positivo en el Mundial del 94

Maradona dio positivo por efedrina mientras disputaba el Mundial de 1994, en Estados Unidos, circunstancia por la cual la FIFA lo expulsó del campeonato y lo sancionó con 15 meses fuera de los terrenos de juego.

Artrosis en las rodillas

Los problemas más recientes de Maradona tienen que ver con la artrosis severa que sufre en las dos rodillas y que en los últimos tiempos le han impedido caminar bien.

Uno de los médicos que le trató, Germán Ochoa, dijo que Maradona ya no tiene cartílagos, por lo que el fémur toca con la tibia y el peroné, algo que provoca dolor e inflamación al campeón del mundo en 1986 con Argentina.

El tobillo que le dañó Goikoetxea

En 1983, el entonces defensa del Athletic Club Andoni Goikoetxea le propinó una entrada salvaje a Maradona, que defendía los colores del Barcelona.

El diagnóstico médico fue de fractura del tobillo izquierdo y rompimiento de su ligamento lateral interno, en la que fue la lesión más grave que tuvo “El Diego” mientras vistió de corto, y que marcó el principio del fin de su etapa como azulgrana.

Hepatitis y otras complicaciones

Si el Barcelona no disfrutó suficiente de Maradona fue por la lesión en el tobillo y por una hepatitis A que padeció un año antes, en 1982.

Una operación fuera de lo común fue la que tuvo en 2010, cuando uno de sus perros le mordió la cara y tuvieron que realizarle una cirugía reconstructiva de su labio superior.

Más usual fue la intervención a la que sometió en 2012, cuando lo operaron de cálculos renales cuando era entrenador del Al Wasl, de Emiratos Árabes.

Los rumores sobre el estado de salud de Maradona han estado presentes de una u otra manera durante los años, pero durante el Mundial de Rusia de 2018 se intensificaron e incluso se llegó a decir que había vuelto a tener problemas cardiorrespiratorios durante el partido Argentina-Nigeria, que veía desde la tribuna.

El exjugador desmintió ese extremo y explicó que le dolía la nuca y sufrió una descompensación, que lo revisó un médico pero que no estuvo internado.

Ya, en 2019, Maradona ha desmentido otros rumores que afirman que sufre de un principio de alzheimer.

El Colombiano