Diario del Cesar
Defiende la región

La mayoría de los extorsionistas en el Cesar operan desde la cárcel

444

En la mañana del 20 de julio de 2018, una joven vallenata cuya identidad será omitida por cuestiones de seguridad, descansaba tranquilamente en su casa cuando recibió una llamada a su celular de un hombre, que diciendo ser su tío, le informaba que pronto llegaría a esta ciudad.

“-Hola mija, ¿Cómo está?

-Hola. ¿Con quién habló?

-Con su tío. ¿Es que ya no se acuerda de mí?

-¿Tío *Manuel?

-Ese mismo. ¿Qué más?

-Bien tío. Qué pena, no le reconocí bien la voz. ¿Y ese milagro?

-Nada mija, voy viajando de Cúcuta y en un rato llego a Valledupar. ¿Usted está en su casa?

-Si tío. ¿Va a venir?

-Sí, pero tuve un problema. Imagínese que voy con otra persona en el carro y caímos en un retén, pero el tipo andaba con un arma sin papeles y yo no sabía. La Policía nos tiene capturados. Necesito de tu ayuda.

-¿Cómo así tío? ¿Qué le pasó?

-Nos están pidiendo $2’000.000 para dejarnos ir y pero yo solo tengo $800.000. ¿Usted puede girarme el resto de la plata para que esta gente nos suelte?

-Yo no tengo, pero déjeme yo llamo a su cuñado y le soluciono”.

Tras esa conversación, la víctima acudió al allegado de su supuesto pariente y luego de informarle la ‘calamidad’ que le había ocurrido en el trayecto hacia esta capital, este le dijo que no disponía de esa cantidaden el momento. Sin embargo, le sugirió que empeñaran una cadena de oro para poder darle algo.

Así pudieron conseguir $500.000 y se los consignaron al urgido ‘tío’ que, en realidad, resultó siendo uno de los cabecillas de la organización delincuencial conocida como ‘Los Sureños’, identificado por la Fiscalía como  Jesús Antonio Ramírez Patiño, quien permanece preso en la cárcel Coiba Picaleña de Ibagué (Tolima) por los delitos de concierto para delinquir agravada y extorsión.

Así como la joven, muchos vallenatos y cesarenses han sido blancos de los extorsionistas, quienes aprovechándose de su inocencia y su inexperiencia frente a ese tipo de circunstancias, terminan engañándolos u obligándolos a entregarles desde pequeñas a cuantiosas sumas de dinero, mediante diversas modalidades delictivas.

¿COMO EXTORSIONAN EN EL CESAR?

Según las estadísticas recopiladas por del Gaula Militar del Ejército Nacional, en lo corrido del año se han formulado 21 denuncias por extorsión ante las autoridades competentes, mientras que para julio del año pasado se habían hecho 33.

A su vez, las cifras indican que en la presente anualidad han sido capturadas 89 personas por extorsión y otros delitos, aumentando en 49 el número de individuos detenidos para la misma época en el 2018, en la que fueron aprehendidos 40.

Dicho informe también señala que como producto de las modalidades extorsivas y de secuestros, la suma de dinero global exigida por los delincuentes durante el 2018 ha sido de $2.440.640.000, del que solo se ha pagado 7.712.000, según la información entregada por las víctimas que han denunciado.

Precisamente sobre el tema, el sargento segundo Jesús Carmona Quintero, suboficial orgánico de la división de prevención de dicha unidad, explicó que si bien existen muchas clases de extorsión, en el Cesar predominan cuatro de ellas: la clásica o directa, la íntima, la terrorista y la más común, la carcelaria.

Sobre esta última, dijo que se realiza mediante contactos vía telefónica por los presos, que utilizando celulares llaman a sus víctimas con el fin de extorsionar, mediante modalidades como la del ‘tío – tío’, en la que se hacen pasar por tíos, primos; en otras en las que simulan ser grupos armados al margen de la ley, piden recargas, giros de dinero y se valen de las amenazas.

LA EXTORSIÓN CARCELARIA

“Para los delincuentes, reunir información es lo más fácil. A veces también simulan ser de trasteos, funcionarios de organismos públicos, como Ministerios, entidades bancarias, Fiscalía, DANE, y otro tipo de organizaciones con las que logran obtener información personal de esa persona y las que la rodean. Por poner un ejemplo: llaman a un ganadero diciendo que llaman del Ministerio de Agricultura porque están ofreciendo subsidios. Le preguntan si sabe cuántas personas fueron afectadas y con ello ya consiguen un número exacto de predios, el número telefónico de otros agremiados, sus nombres completos y otros datos. A quien dio la información no lo extorsionan pero a los relacionados si les llaman a exigirles cantidades en millones de pesos, mencionando todo lo que acaban de conocer sobre ellos”, manifestó.

Otro recurso usado por los extorsionistas consiste en anexar una amenaza en un listado para infundir temor entre las comunidades, pero generalmente, solo aparece un nombre real y varios inventados, con el fin de pedirle dinero a esa persona, diciéndole que si no paga tiene cierta cantidad de tiempo para abandonar su casa.

EXTORSIONES PRESENCIALES

El suboficial enfatizo que, habitualmente, esta modalidad es usada por personas conocidas para la víctima, quienes realizan la exigencia económica o la amenaza en persona, por temas aducidos a disputas; aunque también es efectuada por delincuencia común que se presenta frente a frente ante su objetivo y finge ser un vendedor informal o un empleado externo, para no levantar sospechas.

“Generalmente estas la padecen los comerciantes, tenderos o gente del común. Son intimidados por personas que se hacen pasar como integrantes de grupos al margen de la ley y las víctimas terminan pagando para que no atenten contra su vida o la de su familia. Lo mejor en estos casos es denunciar y dejar que las autoridades hagan lo propio”, dijo.

LA ‘EXTORSIÓN’

Generalmente, aquí se habla de casos en que una pareja termina y luego se van a malos tratos, y se intimidan a través de videos y fotos íntimas que aseguran que terminarán publicando en redes sociales a cambio de dinero o favores sexuales. Sucede especialmente en relaciones inmaduras, y la víctima termina entrando en el ensimismamiento y en el miedo al ‘qué dirán’, por lo que es común que los afectados, que en su mayoría son mujeres, accedan.

En este caso está en juego el uso de las redes sociales, sobre las que las autoridades recomiendan tener sumo control, especialmente con menores y jóvenes, quienes a veces terminan siendo ‘presa fácil’ de los delincuentes cibernéticos, ya que no todas las ‘sextorsiones’ ocurren entre parejas sentimentales.

Después de ser engañados y persuadidos para tener encuentros sexuales en la red utilizando una cámara web, son chantajeados con la publicación de esas imágenes íntimas.

LA MODALIDAD TERRORISTA

Según el uniformado, esa es la menos común en el Cesar pero sí ocurre. “Ellos hacen un estudio de más de seis meses y luego se presentan ante la víctima, identificando a que organización representan y exigen millonarias sumas de dinero, sin posibilidad de rebaja alguna porque como se habla de delincuencia organizada, son personas que de no ser satisfechas, proceden a secuestrar a su objetivo e incluso matarlo”, indicó.

¿CÓMO ACTUAR ANTE UNA EXTORSIÓN?

Frente a ese interrogante, el Gaula Militar enfatizó en que si recibe amenazas presenciales, por llamadas o redes sociales donde le pidan dinero a cambio de no atentar contra su vida, la de su familia o sus bienes, de oportuno aviso a las autoridades a través de la línea 147, por líneas reservadas de celular o en las casas GAULA.

Así mismo, si recibe panfletos o cartas amenazantes, maneje cuidadosamente el papel y evite que pase por varias manos a fin de que si las huellas del autor están impresas, no sean borradas, y entréguelo a los investigadores para su análisis técnico pertinente.

“Suministre toda la información que considere importante a los funcionarios antiextorsión y antisecuestro. Personas que considere que quieren hacerle daño, que conozcan su estado económico, empleados nuevos o despedidos, deudores y demás que tengan acceso a su información personal, familiar, económica o laboral. Si recibe llamadas del extorsionista y no ha tomado contacto con el GAULA no se muestre agresivo ante la extorsión. Dialogue con el delincuente, hágale preguntas, pídale que identifique al grupo al cual pertenece; postergue y prolongue la negociación; ya que esa información será de gran utilidad para la investigación”, dijo el sargento

¿COMO EVITAR SER VÍCTIMA DE UNA EXTORSIÓN?

La recomendación primordial entregadas por las autoridades para evitar caer en manos de los extorsionistas, radican en no acceder a sus pretensiones sin ser asesorado por el GAULA, dado que quien paga una vez será víctima toda la vida y trabajará por siempre para los delincuentes.

“Recuerde mantener la calma ante cualquier amenaza contra usted, su familia o allegados, su miedo es la mayor arma de los delincuentes en su contra. Si llaman ‘tío – tía’ o cualquier entidad de carácter público, es importante no dar ningún tipo de información porque a medida que se responde a las preguntas hechas por los delincuentes, se les está dando la información con la que iniciará la extorsión. Suministre su número telefónico solo a personas conocidas o en caso de trámites que son indispensables. Procure tener identificador de llamadas y no conteste a líneas totalmente desconocidas. No entregue información sensible por vía telefónica; dude de cualquier mensaje en la que le prometan algún incentivo o premio y sobretodo, en caso de ser alertado sobre una emergencia familiar, inmediatamente verifique la situación, no ‘trague’ entero”, acoto el suboficial.