Diario del Cesar
Defiende la región

¿Qué se espera de la Universidad Nacional?

331

Por:
Eduardo
Moscote
Sierra

¿Está preparado el municipio de La Paz, Cesar, para la llegada de la Universidad Nacional?, La pregunta, ayudó a conocer como los pacíficos asumirán lo que denominan “una nueva bonanza, pero legal” en el pueblo, luego de afrontar el tráfico de cigarrillo, alcohol, gasolina y marihuana.

La tierra de las calles raras como exclama su himno y donde nacieron grandes ilustres como Jorge Oñate, la Dinastía López y en la que Rafael Escalona vivió parte de su vida, está favorablemente en el ojo nacional. Y los pacíficos celebran esto.

Alegría, es el sentimiento que despierta la llegada de la que se considera una de las mejores universidad del país.  El pueblo anfitrión será La Paz, a 15 minutos de Valledupar.

También respira acordeón y cultura vallenata, adornándola con su inspiración tradicional, la almojábana ‘el segundo mejor pan del mundo’.

Los pacíficos de ‘raca mandaca’, murmullan que la llegada de la ‘U’ que de una beneficiará a 240 estudiantes; se convirtió en el mayor logró realizado, no solo de su terruño sino del departamento, pues aportó dinero de regalías.

Y una gran ganancia para los campos: comercio, educación y economía, quienes indiscutiblemente se verán  beneficiados.

Norma Páez Madrigal no se imaginó que los pensionados y la alimentación por mensualidad, como se encuentra en Barranquilla, Cartagena, Santa Marta y Bogotá; sería una puerta para salir de algunas pérdidas que dejó el contrabando ilegal de gasolina.

De esta actividad (el tráfico de combustible) se benefició cerca de un 70 % de la población, dejó a su vez, alrededor de 20 personas incineradas en la famosa “caravana de la muerte” y daños materiales. Así lo informa el último reporte de la administración municipal.

Por tal motivo, desde hace ocho meses en un terreno de su propiedad, construye varias habitaciones para recibir a los inquilinos que se formarán en la tierra ‘almojabanera’.

“Estoy procurando detallar todos los puntos para garantizar una buena higiene, buenas atenciones. Quiero construir una piscina”, dijo Páez Madrigal.

El comercio tradicional (tiendas, ventas de carnes, mercado, y almojabaneros) se suman a los residentes que se encuentran a la expectativa del comienzo de este claustro.

Desde hace 40 años, cuando era muy niño Luis Enrique Moscotes e dio a conocer por ser uno de los comerciantes más persistentes de la población.

El integrante del respetado gremio ‘almojabanero’, no refuta con la llegada de la U. Nacional sede La Paz.   Traduce la obra como un avance significativo para el pueblo.

“Generará una mejor calidad educativa en la región y mucho más para los habitantes. El campo económico se reforzará”, aclaró Moscote.

PERO, ¿CAMBIARÁ EL CONTEXTO SOCIAL DE LA PAZ?

Esta pregunta fue respondida por el pacífico y sociólogo Hilmer Costa.   Como conocedor de la tierra que lo vio crecer, manifestó que la llegada de una nueva cultura, por el momento no alterará el entorno social del municipio.

“A corto plazo no porque se recibirán personas aledañas, entonces no habrá un cambio sustancial. Tal vez a largo plazo cuando se abran las puertas a  aspirantes a nivel nacional, puede haber una aculturación –recepción de otra cultura- como el vestir, o la música que escuchamos”, explicaba.

Considera que la idiosincrasia pacífica es bastante arraigada: imponente, fuerte, como haciéndose notar, por lo que al estar de anfitriones no será mucha la transformación.

Una de las percepciones a notar, para él, es el poco ‘feeling’ de los estudiantes con las carreras ofertadas, al ser las de salud y ciencias humanas las de más demandas la sociedad aclama las mismas.

Sin embargo: “antes había incertidumbre, pero ahora se ven a las personas invirtiendo en infraestructuras, restaurantes con mejor calidad de productos, se pellizcó la gente”.

Se conoció de manera extraoficial que actualmente hay cuatro oferentes en el municipio de La Paz por hospedar a estudiantes provincianos, basándose en unos lineamientos que exige la Universidad Nacional.

A NIVEL LOCAL Y NACIONAL

El pasado 11 de julio, el presidente de la República, Iván Duque, la ministra de Educación, María Victoria Angulo, directivas de la Universidad Nacional y la alcaldesa de La Paz, Andrea Ovalle, inauguraron formalmente el centro de estudios que beneficiará a 240 estudiantes, 30 de ellos pacíficos.

En una intervención en la casa de estudios, resaltó que la misma servirá para aumentar las oportunidades de personas vulnerables del municipio que no tienen un fácil acceso a educación superior.

“Podemos transformar nuestra cultura, nuestra sociedad, pero lo más importantes es que se va a dinamizar la economía de este territorio y tenemos que estar preparado para ello”.

En ese momento, Dolly Montoya, rectora de la Universidad Nacional de Colombia, destacó que la nueva sede será la punta de lanza para el progreso y desarrollo de esta zona.

“Hay que consolidar la sede para tener los mejores médicos del país”, dijo, pensando en la llegada de carreras orientadas a la salud.

Al tiempo, el presidente de Colombia Iván Duque Márquez, en su visita y en un discurso ante autoridades y población especial, en el mismo señaló:“Estamos acá en la sede de la Universidad Nacional, sede La Paz. Cuando yo digo la Universidad Nacional se me estremece el alma porque una de las personas que más he querido en la vida y de quien tengo los mejores recuerdos, que fue mi abuelo Hernando Márquez, fue egresado de la universidad”.