Diario del Cesar
Defiende la región

Por soborno fue llamado a juicio por segunda vez

78

La Fiscalía General de la Nación leyó ayer el escrito de acusación en contra del empresario, lo que formaliza su llamado a juicio. Mientras en Colombia se realizaba esta audiencia, España reconfirmó el visto bueno para su extradición. El empresario Carlos Mattos es investigador por, supuestamente, haber dado dinero a cambio de favorecerse en procesos judiciales.

Como se sabe, Carlos Mattos tiene ciudadanía española, lo que le ha permitido permanecer en ese país mientras en Colombia es requerido por las autoridades. Semana

La Fiscalía llamó a juicio al empresario Carlos Mattos, investigado porque habría ofrecido millonarias sumas de dinero a funcionarios de la Rama Judicial para salir beneficiado en los recursos legales que empezó a presentar cuando la empresa coreana Hyundai le solicitó el “divorcio” comercial en 2015, después de ser su único representante en Colombia por más de 25 años. Con este último movimiento en la investigación, el empresario tiene ahora dos procesos en fase de juicio.

Mientras su proceso se mueve, Mattos continúa en España, de donde también es ciudadano. Desde el pasado 8 de mayo, el máximo tribunal de España dio luz verde al pedido en extradición que radicó el gobierno colombiano. Sin embargo, la defensa del empresario presentó un recurso con el que buscaban frenar el regreso de Mattos a Colombia, La Audiencia Nacional Española ratificó en los últimos días su decisión y, ahora, la defensa del empresario estudia los movimientos para seguir peleando la no extradición de su cliente.

El proceso por el que fue llamado a juicio hoy está relacionado con la jueza Ligia del Carmen Hernández. La Fiscalía asegura que Mattos le entregó importantes sumas de dinero a la jueza por lo menos en dos ocasiones. Según el ente investigador, esto constituye el delito de cohecho por dar y ofrecer. La jueza, quien ya aceptó que recibió el dinero, está a la espera de conocer su condena.

La propia exfuncionaria judicial admitió ante la justicia que recibió dinero de Mattos después de tomar una decisión que lo favoreció, pues el empresario había solicitado en el despacho de la jueza Hernández una inspección a la empresa Global Car World. Se trata de una compañía que hace parte del grupo económico ecuatoriano Eljuri, ante el cual Mattos perdió la representación de Hyundai en la región después de haberla tenido durante más de 25 años.

La investigación de la Fiscalía indica que Luis David Durán, abogado de confianza de Mattos,  supuestamente citó a Dagoberto Rodríguez, quien trabajaba en los mismos juzgados que la exjueza Hernández. Cuando el exfuncionario llegó al encuentro, se dio cuenta que en el carro de Durán también estaba Mattos, dice el ente investigador.

En ese momento Mattos le habría dado las instrucciones a Rodríguez de entregarle “un presente” a la exjueza. Así, dice la acusación de la Fiscalía, el exfuncionario le entregó, en cinco ocasiones distintas, cajas de zapatos llenas de dinero, que en total habrían sumado $200 millones. La exjueza, después de recibir los “presentes”, negó las apelaciones que presentaron los demandados y todas sus decisiones fueron a favor del demandante: Mattos.

Según el ente investigador, la exjueza actuó “muy agradecida” con Mattos por los dos “presentes” que le había enviado y después de las decisiones judiciales llegaron los otros tres. Para el fiscal del caso, Hernández “comprometió los principios de imparcialidad, objetividad, independencia y transparencia de la justicia” por el dinero que le habría dado Mattos.

Además de este caso, Mattos enfrenta otro similar pues, según la Fiscalía, Mattos habría sobornado a otros empleados de la Rama Judicial para beneficiarse en el proceso de una demanda que presentó en 2016 en contra de Hyundai, cuando la empresa le quitó la representación en Colombia. El empresario, al parecer, obró para que el proceso le llegara al juez sexto civil del Circuito de Bogotá, Reinaldo Huertas.

Huertas, a su vez, habría recibido $2.000 millones para fallar en favor de la firma de Mattos. En 2017, Huertas estableció como medida cautelar que Hyundai debía mantener las relaciones comerciales con la compañía de Mattos mientras se resolvía la demanda del empresario colombiano, quien pedía que Hyundai continuara con él o de, lo contrario, pagarle una indemnización millonaria.

El empresario Carlos Mattos, por su parte, ha señalado que no volverá al país mientras no sienta que tiene garantías para un proceso justo. En su contra, la Fiscalía asegura que tiene testimonios de personas que eran de su entera confianza como Luis David Durán, un reputado abogado que admitió haber repartido dinero entre funcionarios judiciales para direccionar la demanda de Mattos al despacho del juez Reinaldo Huertas, quien está vinculado a la investigación y ha negado los sobornos.

..