Diario del Cesar
Defiende la región

Embajador británico en EE. UU. renuncia por disputa con Trump

18

Una filtración del diario Mail on Sunday le costó el cargo al embajador de Reino Unido en Estados Unidos, Kim Darroch. La polémica comenzó el pasado fin de semana cuando este medio publicó unos documentos internos de la delegación británica en el país norteamericano que revelaban que Darroch llamó a al presidente Donald Trump como “inepto” y advertía que la administración del republicano es “disfuncional”.

“No creemos realmente que esta administración vaya a ser mucho más normal; menos disfuncional, menos impredecible; menos dividida en facciones; menos torpe diplomáticamente e inepta”, habría dicho el diplomático, agregando que el republicano solo seguía el “interés propio” y que para tratar con él había que utilizar argumentos “simples y toscos”.

En ese momento las reacciones no se hicieron esperar. La primera ministra de Reino Unido, Theresa May, quien está próxima a dejar el cargo, afirmó conservar su confianza en Darroch a pesar de que no compartía su comentario respecto a Trump.

Pero de parte de este mandatario el tono subió. Al lunes de esta semana ya su gobierno había tomado la decisión de no tener más relaciones con el embajador y criticó la forma en la que la administración de la conservadora británica ha manejado la salida del Reino Unido de la Unión Europea (Brexit).

Los comentarios continuaron. El martes Trump llamó a Daroch “chiflado, estúpido e imbécil pomposo”, añadiendo que “debería hablar a su país, y a la primera ministra Theresa May sobre su fallida negociación del brexit, y no estar molesto por mis críticas por lo mal que se gestionó”, comentario que profundizó más la fractura diplomática.

Con ese panorama, ayer el embajador presentó su renuncia, argumentando que los hechos hacían “imposible” mantener su cargo en ese país.

El profesor de relaciones internacionales de la Universidad Externado, David Castrillón, explica que desde que Trump llegó al poder la relación entre los dos países ha estado bajo una enorme presión.

“La renuncia del embajador por los comentarios de Trump seguramente representa un nuevo nadir. Esto afectará la vínculo por el resto de la administración Trump en puntos como, por ejemplo, el intercambio de inteligencia. Pero Trump pasará”, afirma Castrillón.

Ahora Reino Unido deberá buscar un nuevo delegado diplomático para Estados Unidos. No obstante, el país europeo está en un contexto de cambios con la administración saliente de May, por lo que ese nombre podría llegar cuando se conozca al sucesor de la actual primera ministra de Downing Street.

La relación entre Estados Unidos y Reino Unido

El Colombiano