Diario del Cesar
Defiende la región

Juez otorga libertad a hijo de ‘Marquitos Figueroa’

382

Marcos Francisco Figueroa Fonseca, hijo de ‘Marquitos Figueroa’ es sindicado por la Fiscalía de ser jefe de sicarios del clan que lleva el nombre de su padre.

El Juzgado Primero Penal Ambulante con funciones de control de garantías de Valledupar aprobó la solicitud de libertad provisional por vencimiento de términos contra

Marcos Francisco Figueroa Fonseca, hijo de ‘Marquitos Figueroa’, Tirso Segundo García Márquez, Jhon Amaya Brito y José Miguel Torres Cataño.

Los cuatro procesados son señalados de pertenecer al denominado ‘Clan de Marquitos Figueroa’, señalados de homicidio y otros delitos.

El apoderado de Figueroa Fonseca, hijo del famoso narcotraficante guajiro, conocido como alias ‘Pacho’, aseguró que se logró probar que no se han cumplido con los términos procesales por parte de la Fiscalía 21 Especializada de Bogotá, encargada del caso, y que la defensa no ha dado pie a fracaso alguno, teniendo en cuenta que a los acusados se le impuso medida de aseguramiento por primera vez el 29 de abril de 2018.

“La Fiscalía estaba desenfocada al decir que no estaban dados los preceptos de la ley y no se habían cumplido los términos para que se les diera la libertad, ya que esa causal del artículo 317 en su numeral 5 es de tipo objetivo, donde el parágrafo tercero dice que debe descontarse los términos a la defensa por las dilaciones que se hayan dado por maniobras de la defensa, o de los imputados”, dijo el jurista.

Aseguró también que el escrito de acusación del proceso que actualmente se adelanta ante el Juzgado Único Penal Especializado del Circuito con Funciones de Conocimiento, fue presentado por parte de la Fiscalía en agosto del 2018 y desde entonces han transcurrido más de 319 días sin que haya iniciado el juicio oral, con lo que se ha trasgredido el termino de 240 días establecido por el legislador, para la instalación de dicha etapa, puesto que ‘ni siquiera hemos terminado la audiencia de formulación de acusación ya que en la última citación, el juez conminó a la Fiscalía para que hiciera claridad sobre los hechos jurídicamente relevantes’.

FISCALÍA APELÓ

Sin embargo, el ente acusador apeló la decisión argumentando que los antes mencionados habrían perpetrado varias acciones terroristas en el Cesar y La Guajira en el año 2012, actuando al servicio ‘Marquitos Figueroa’; que hasta a la fecha no se efectuado el debate probatorio por culpa del estado y que dicha ‘inoperancia’ conllevó a la bancada de la defensa para pedir la libertad de los procesados, quienes estaban presos en la cárcel de Alta y Mediana Seguridad de Valledupar, conocida como ‘La Tramacúa’.

Cabe recordar que los cuatro mencionados, el exalcalde de Maicao y excandidato a la Cámara de Representantes por el Partido Liberal, Ovidio Mejía Marulanda y Daimler Paul Corrales Figueroa, sobrino de ‘Marquitos’ Figueroa, también involucrados por la Fiscalía a la organización delincuencial, fueron capturados en medio de un operativo desplegado por la Fuerza Pública el 26 de abril de 2018.

TODO EL CLAN ESTÁ LIBRE

Estos dos últimos habían recibido la libertad previamente por decisión de jueces con funciones de control de garantías de Valledupar, mediante solicitudes de revocatoria de medida de aseguramiento. El exfuncionario la obtuvo el pasado febrero y el pariente del capo, hace pocas semanas.

Todos ellos son procesados por varios homicidios ocurridos en Fonseca (La Guajira) y Valledupar, y delitos como concierto para delinquir agravado, y porte, tráfico o fabricación de arma de fuego.

De acuerdo a lo indicado por las autoridades, al parecer, alias ‘Pacho’ fungía como jefe de sicarios del clan y Ovidio Mejía era el financiero de la organización que aparentemente es comandada todavía por Marcos de Jesús Figueroa, quien lo estaría haciendo desde prisión. Daimler fungiría como cabecilla, José Torres también como financiero, mientras que alias ‘Pacho’ y Tirso García hacían las veces de asesinos.

Según el director de la Dijín de la Policía, general Jorge Luis Vargas, las pretensiones de la banda del hijo de ‘Marquitos’ tenía que ver con consolidar el control sobre las rentas criminales de su papá, y actuaban mayormente en La Guajira, Cesar y Magdalena, perpetrando homicidios, contrabando de combustible, extorsiones, desaparición forzada y narcotráfico.