Diario del Cesar
Defiende la región

Mató a su esposa accidentalmente y será condenado

241

Para el  próximo 1 de febrero quedó programada la audiencia de verificación de allanamiento contra Luis Javier Pérez Navarro, quien aceptó la responsabilidad en la muerte de su compañera sentimental, incidente ocurrido el 19 de marzo de 2017, en el barrio Pescaíto, ubicado en la margen derecha del río Guatapurí.

En dicha fecha el Juzgado Cuarto Penal del Circuito con Funciones de Conocimiento de Valledupar, deberá ratificar la aceptación a cargos que hizo ante la Fiscalía 9 Seccional adscrita a la unidad de vida, que imputó al procesado como autor de los delitos de homicidio agravado y fabricación, tráfico y porte ilegal de armas de fuego.

Pérez Navarro en las audiencias concentradas celebradas el 5 de abril del 2017 ante el Juzgado Primero Penal Municipal con Funciones de Control de Garantías de Valledupar, se allanó al delito de homicidio agravado pero no del uso del arma de fuego, por lo cual actualmente también se adelanta un proceso judicial por esa conducta en su contra en otro tribunal, que lo condenará por la misma mediante la celebración de un preacuerdo.

El hecho que hoy lo tiene privado de la libertad obedece a la muerte de su esposa Lendys Paola Peñuela Mosquera, de 24 años, quien recibió un disparo en el tórax en medio de una discusión que supuestamente sostenía con una vecina.

Al parecer, el hombre intentó mediar y accionó un arma de fuego contra la otra fémina pero terminó impactando a su cónyuge, quien pese a ser auxiliada y remitida de urgencias a un centro asistencial, falleció por las múltiples heridas que causó el balazo en su organismo.

“Quiero pedir perdón primeramente a Dios, a mi esposa y a su familia, también le pido perdón a todas las mujeres del mundo. Esto no es fácil para mí, me duele el alma. Yo amaba y aún amo a mi esposa, desde ese momento del hecho mi vida no ha sido igual”, dijo Pérez Navarro.

Cabe destacar que horas después del crimen, Luis Javier Pérez Navarro se entregó ante las autoridades y rindió interrogatorio ante la Fiscalía, pero en esa ocasión no fue presentado ante un juez porque el ente acusador debía adelantar unas investigaciones para definir el delito a imponer.