Diario del Cesar
Defiende la región

Armar a los ganaderos, una ´papa caliente´ que nadie quiere respaldar

284

Las autoridades civiles y militares ´elegantemente´ salieron al quite de cualquier apoyo a la iniciativa, mientras que los ganaderos insisten en ella ante el regreso de los secuestros y extorsiones

La propuesta que lanzó el gremio ganadero del Cesar en el sentido de que el Gobierno nacional autorice el porte de armas para ellos, se convirtió en una ´papa caliente´ a la que muy pocos han querido respaldar en público, aun cuando en privado se muestran receptivos a la idea.

´Hay que decir la verdad, a la iniciativa que es buena, la ronda el fenómeno que padeció el Cesar, el paramilitarismo. Aquí no hay que esconder las cosas y llamarlas por su hombre; aquí lo que se teme es que una autorización de esa naturaleza desemboque en la conformación de grupos de justicia privada´, comentó en anonimato un dirigente gremial del Cesar.

Mientras tanto con hermetismo y  cautela tomaron las autoridades civiles y militares del Cesar el pedido elevado por los ganaderos en razón que se les autorice portar armas, luego de los últimos acontecimientos de inseguridad entre los que se cuenta la desaparición del joven Juan Felipe Ustáriz, representante de este gremio, quien fue abordado y desaparecido por delincuentes en su finca ubicada en la población de Camperucho, jurisdicción de Valledupar, el pasado domingo al filo del mediodía.

El brigadier general Miguel Eduardo David Bastidas, comandante de la Décima Brigada Blindada del Ejército Nacional, manifestó por su parte que “la posibilidad de armarse no me parece una vía porque no es lo reglamentario, yo inclusive estuve hablando con ganaderos sobre que estamos a la espera de la normatividad para la expedición de los permisos especiales”.

Para el general David Bastidas, lo importante será lo que se defina en la capital del país, en las próximas horas; “estuve hablando con Bogotá sobre la nueva normativa y se la haremos conocer a ellos con todo el tiempo del caso para que apliquemos y demos vía al tema que ellos reclaman que es la expedición de salvoconductos y permisos especiales.  Lo que yo he entendido, y con los que he hablado, es que básicamente tienen algunas armas con tenencia y porte y están pidiendo que se les hable muy prontamente sobre la nueva reglamentación del porte de armas”.

Con mayor precaución se mostró el secretario de Gobierno de Valledupar, Gonzalo Arzuza Torrado, al manifestar que “nosotros respetamos las decisiones que el Gobierno Nacional y el Ministerio de Defensa tomen frente a la prohibición del uso de armas.  No tenemos una posición diferente a la del Gobierno Nacional en cuanto establece la suspensión del porte de armas solamente con permisos especiales, respetamos esos lineamientos”.

De igual manera, la Policía Nacional, manifestó por intermedio del subcomandante coronel Lácides Ramos, que “no puedo referirme al tema”.

EL TEMA ES PREOCUPANTE

A su turno el presidente del Fondo Ganadero del Cesar, Hernán Araujo Castro, explicó las razones por las que ha pedido que se les permita el porte de arma a los representantes del sector que lidera, al tiempo en que aseguró que son muchos los casos que han padecido en el último tiempo por la inseguridad.

“Lo que estamos proponiendo es que se permita el porte legal de armas, que se revise la norma que prohíbe el porte de armas de manera legal.  Cuando usted va a comprar un arma, tiene que llevar una serie de documento, entre ellos, la idoneidad, no tener antecedentes, es decir, una serie de información que verifican para poder venderla. En estos momentos hay personas con tenencia, es decir que las pueden tener guardadas porque no las pueden sacar. Lo que pedimos es que las podamos sacar, porque los bandidos sí se están moviendo con armas que muy seguramente son ilegales”, dijo el líder gremial.

Agregó Araújo Castro que el pedido nace ante una serie de sucesos que según él, los tienen en desventaja con respecto a los grupos o personas al margen de la ley.

“En materia de seguridad el tema es preocupante con los hechos que se vienen dando.  Un secuestro de una señora en Chimichagua; ha habido casos en Codazzi, Becerril, Chiriguaná, Curumaní, Pailitas, Aguachica; extorsiones, secuestro, una cantidad de cosas que están pasando y no hay manera de que el ganadero tenga defensa”, confesó.  Y lamentó lo que ocurrió con el ganadero Juan Felipe Ustáriz, en cuyo carro apareció un cuerpo calcinado luego de ser sacado a la fuerza de su finca en Camperucho, zona rural de Valledupar, “mire lo que está pasando, dos carajos, hicieron ‘ochas y panochas’, sometieron a todo el mundo con golpes, se llevaron al muchacho, luego aparece, el carro con un cadáver con la esperanza muy remota que no sea el de él.  Pero si el muchacho hubiera tenido un arma hubiera tenido la posibilidad de por lo menos defenderse, porque todo el mundo le tiene miedo al plomo”, dijo.

SE SIENTEN SOLOS

En el departamento del Cesar hay preocupación por la inseguridad que se vive en la zona rural, donde en los últimos meses se han registrado más de cinco secuestros y ataques a ganaderos.

El más reciente de estos casos es el del joven ganadero Juan Felipe Ustáriz, quien el pasado domingo fue secuestrado de su finca ubicada en Camperucho, zona rural de Valledupar. Según testigos, el joven había llegado a la finca de su familia colaborarle a su papá en la labores de vacunación de unos animales. Después de que el hombre fuera raptado por dos sujetos, su camioneta fue encontrada incinerada y con un cadáver al interior.

Hasta ahora las autoridades avanzan en los estudios para establecer la identidad de la víctima y saber si se trata de Ustáriz, a la vez que investigan los móviles del hecho para saber quiénes estarían detrás de este hecho y si es delincuencia común o algún grupo ilegal que está atacando esa zona.

En medio de esta situación los ganaderos de esa región han mostrado su malestar por las condiciones de inseguridad a las que, señalan, estar expuestos por lo que han manifestado su intención de armarse para garantizarse asimismo su seguridad.

Esa intención de los ganaderos ha generado polémica en algunos sectores de ese departamento y de la región Caribe, ya que recuerda, para muchos, el surgimiento de las llamadas Convivir que terminaron convertidas es las fuerzas paramilitares.

Hernán Araújo, gerente del Fondo Ganadero en el Cesar y uno de los solicitantes de la posibilidad de que los ganaderos puedan armarse, señaló en La W que las falencias en la seguridad en la zona y los constantes ataque en su contra los llevan a hacer esa solicitud.

“Aquí no se le entrega salvoconducto a cualquier persona, en este momento el ganadero o cualquier persona que está en el campo está desamparado porque no tiene como portar un arma a pesar de que en muchos casos tiene permiso de tenencia. Mientras que los bandidos se mueven por todas partes no hay retenes, no hay inteligencia en el caso, no pasa nada”, detalló.

Aseguró, además, que no hay el suficiente pie de fuerza en la Policía y en el Ejército en su departamento, por lo que propone estrategias que garanticen alertar de las situaciones irregulares. “Lo que pedimos es que se puedan crear también algunas redes de comunicación con las autoridades para que haya una reacción de las autoridades que no se está dando”, expresó Araújo.