Diario del Cesar
Defiende la región

Víctor Gutiérrez quiere ser profeta en su tierra

307

Cuando jugó con la camiseta de Llaneros, el año pasado en el estadio Armando Maestre Pavajeau, Víctor Gutiérrez Armesto entendió que era tiempo de regresar a sus raíces.

En Valledupar se formó como futbolista. Con 12 años se paseaba por las canchas de esta capital representando al equipo Valleclub, bajo la orientación del profesor Yolfrin Hernández, en los torneos del fútbol municipal.

No obstante, muy joven inició una travesía que lo llevó a destinos insospechados a tan corta edad.  Primero, fue a Medellín a probar suerte, pero rápidamente saltó al fútbol brasilero a las divisiones menores de Sao Caetano y Paranaense.

Precisamente, estando en tierras brasileras, fue convocado a la selección Colombia con la cual asistió al Mundial de Nueva Zelanda de 2015.

PASO POR EUROPA

Tras la cita orbital, y estando apenas acoplándose en Brasil, su empresario lo llevó a Polonia a jugar con el Lech Poznan. Pero en Europa no se amañó y regresó al país para jugar con Patriotas.  Este último, lo prestó a Llaneros con el cual disputó el torneo de la primera B en 2018.

En Villavicencio no le fue mal, pero quizás, cansado de acumular millas fuera de su terruño adoptivo –nació en Riohacha, La Guajira, pero llegó desde muy pequeño a Valledupar- decidió regresar para demostrar que sí puede ser profeta en su tierra.

“Me sedujo el proyecto que me enseñó el profesor Nilton (Bernal), además lo que viene haciendo Valledupar, además por esa parte de estar en mi casa, tranquilo, con mi familia, ya que he sido un jugador que siempre ha estado lejos de su familia, por esa parte no fue una decisión difícil, fue fácil, estoy tranquilo, Valledupar viene creciendo futbolística y administrativamente”, expresó el futbolista que el 20 de abril cumplirá 23 años.

‘VER EL ESTADIO LLENO ME MOTIVÓ A VOLVER’

Y fue fácil porque en el torneo pasado, en ese encuentro por la fecha 27 del Torneo de Ascenso, en el que vallenatos y llaneros empataron sin goles, al ver tan cerca a su familia en las gradas apoyándolo y el estadio lleno de hinchas verdiblancos, se convenció que era hora de volver.

“Cuando sentí el apoyo de mi familia viéndome en las gradas, incluso muchos se sorprendieron porque no sabían que estaba en Llaneros; desde ahí comenzó la comunicación con el club, ojalá que la gente nos acompañe porque me sorprendió cuando vine, había bastante gente en el estadio, ahora con la segunda grada sería algo bonito porque Valledupar merece estar en la primera división”, aseguró.

El volante de primera línea, que se autodefine como “un jugador que ese entrega mucho en la cancha, con muy buen manejo de balón”, llegó como uno de los 11 refuerzos con los cuales Valledupar FC pretende pelear el ascenso.

“El reto ahora es pensar en el grupo, hacer una buena pretemporada, y pelear, Valledupar ya demostró el año pasado que se puede pelear con jugadores jóvenes. Acá hay jugadores jóvenes pero con jerarquía”, concluyó Gutiérrez quien fue titular en los dos encuentros de pretemporada ante Jaguares y Real Cartagena.

Por: JOSÉ ALEJANDRO MARTÍNEZ VEGA