Diario del Cesar
Defiende la región

Alcaldesa de La Paz podría ir a la cárcel por no atender requerimientos judiciales 

424

A la alcaldesa del municipio de La Paz, Cesar, Andrea Doria Ovalle Arzuaga, el Juez Octavo Administrativo del Circuito Judicial le abrió un proceso sancionatorio por supuestas irregularidades  en su función como servidora pública.

El objeto de la investigación apunta a que la funcionaria de manera reiterada no atendió los requerimientos de carácter probatorio ordenados por el juzgado en mención, derivado en un proceso de nulidad y restablecimiento de derecho distinguido con el radicado 2016- 598, seguido por Carmen Remedios Suárez de Mestre contra el municipio de Manaure, donde se vincula también al ente territorial de La Paz Cesar, Colpensiones y la UGPP.

Según el expediente, Ovalle Arzuaga de manera omisiva a la administración de justicia estaría obstruyendo de manera flagrante el accionar de los administradores de justicia y estaría enfrentándose a sanciones impartidas por el operador judicial, dentro de las cuales se están una multa equivalente a 10 salarios mínimos legales vigentes y a una orden de detención  inconmutable por 15 días, entre otras, de acuerdo a lo consignado en el artículo 44 del  Código General del Proceso.

De acuerdo con el Juez Juan Pablo Cardona Acevedo,  la funcionaria debió dar respuesta veraz y oportuna con destino a su despacho de un certificado de los factores salariales devengados por Carmen Remedios Suárez de Mestre, en el periodo comprendido entre el 8 de febrero de 1960 y el 17 de abril de 1963.

No es la primera vez que la alcaldesa del municipio de La Paz se encuentra envuelta en líos judiciales, pues el 14 de junio de 2018, la Procuraduría Provincial la sancionó con cinco meses como consecuencia de la mala utilización que le dio al vehículo oficial perteneciente a la Unidad Nacional de Protección.

En junio de 2017  se registró un accidente de tránsito en inmediacionesdel colegio Gimnasio del Norte que involucró a la camioneta oficial de la mandataria y era conducida aparentemente por su hijo y presuntamente salía de un reconocido club de la capital del Cesar.