Diario del Cesar
Defiende la región

Farid Ortiz muestra su calvicie en público 

903

Por

WILLIAM

ROSADO

RINCONES

Farid Ortiz el conocido rey de Los Pueblos  está viviendo una etapa exitosa en el vallenato. Ese espacio ganado con sacrificio lo ha sabido mantener. Supo además meterse en Valledupar una de las plazas más complejas que hay en materia de crítica, en donde al comienzo no calaba, pero que hoy, tiene su nombre bien cimentado.

Pero ese renombre va ligado al cambio de vida que ha tenido, todos en el Cesar fueron testigos de sus andanzas en medio de los vicios y el desorden, pero él mismo ha predicado su cambio y a fe que lo ha demostrado.

De aquel Farid desordenado no queda nada, su aspecto físico hoy es diferente, según sus palabras, necesitó una fuerza de voluntad férrea para salir adelante, desarticuló el círculo de manejadores que tenía que aprovechaba su anormal comportamiento para atentar incluso hasta contra su patrimonio y tras esa liberación hoy respira  un ambiente personal y empresarial diferente.

En este cambio notorio no se puede obviar el papel de su nueva organización marital, una compañera que supo aplomarlo y con la que se le ve haciendo vida social y con quien tiene una niña tras haber tenido solo varones de su pasada relación, quienes están ya siguiendo sus pasos con un avanzado puntaje de Farid Leonardo, quien pinta como un fiel sucesor y a quien invitó en su última grabación en el tema ‘Corral de Piedras’.

Farid, quien inició en la música al lado del maestro Emilio Oviedo, grabó a su vez con Ciro Meza, Raúl ‘El Chiche’ Martínez,  Dagoberto ‘El Negrito’ Osorio, Anuar García, Jader Durán. Es un vocalista de inmensa popularidad, por eso se hace llamar ‘El Rey de los Pueblos’, su melodía rítmica calza con los movimientos tamboreros de la herencia negroide, producto de sus ancestros afros del norte del Cesar en la región de El Paso.

Uno de los últimos cambios que ha mostrado el cantante es su nueva imagen tras dejarse ver sin su gorra o cachucha la que lo acompañó por más de 20 años por culpa de una alopecia prematura, inicialmente llegó a usar hasta peluca. Hoy, asumiendo su personalidad ya se deja ver en ciertos ambientes con su cabeza rapada, determinación que tomó después de escuchar a varios amigos quienes le aconsejaron seguir la huella de varios artistas de otros géneros quien siempre han lucido sus calvicies.

Fue determinante para que ahora se vea un nuevo Farid Ortiz de clubes sociales sin su gorra y hasta bailando, Karla Amella, abogada  de 27 años con quien tiene una hija y con quien está residenciado en Barranquilla.

Mientras su vida social es motivo de interés de la prensa rosa, musicalmente, sigue tocando en muchos lugares del país explotando el más reciente disco que sigue con muchos temas pegados en el gusto popular y en las estaciones de radio, tales como: ‘Perdóname Señor’, ‘Tamarindo seco’, ‘Me declaro culpable’, ‘Corral de piedra’,‘Por terco y arrogante’, entre otros.