Diario del Cesar
Defiende la región

Universitario fue sindicado de violar a menor de 12 años

600

En el barrio Candelaria Norte de Valledupar fue capturado un universitario de Análisis Contable de esta ciudad, sindicado de presuntamente violar a una menor de 12 años, quien se encuentra en estado de gestación.

Se trata de Edgar Alfredo Lara Paba, de 27 años, natural de Santa Ana (Magdalena), quien fue aprehendido mediante orden judicial, la tarde del pasado martes en un local comercial ubicado del citado sector, por investigadores del CTI y militares del Batallón La Popa.

Por este hecho fue presentado ante el Juzgado Cuarto Penal Municipal con funciones de control de garantías de esta capital, donde le imputaron el delito de acceso carnal abusivo con menor de 14 años agravado, al que no se allanó.

La diligencia judicial se realizó a puerta cerrada y sin ingreso de ningún medio de comunicación, por expresa determinación de la titular del despacho, la abogada Mónica Lisbeth Palacios Grozo.

Ante la vista pública la Fiscalía 31 Seccional Caivas, indicó que la mencionada acción punible se registró el pasado diciembre en una vivienda ubicada en el mismo sector en el que fue detenido, donde funciona un pensionado.

De acuerdo a lo expresado por las autoridades, la menor que hoy tiene 13 años y poco más de cinco meses de embarazo, llegó a ese inmueble dado que es de propiedad de su abuela materna, para pasar las vacaciones junto a ella.

Al parecer, durante esos días el supuesto abusador intentó seducirla, aprovechándose de que vivía como inquilino de la vivienda pero ante la negativa de la menor, una noche habría ingresado a la habitación donde ella y su prima descansaban, tras reducirla mediante la fuerza, le tapó la boca y la accedió carnalmente.

Posteriormente, según lo dicho por sus familiares, la amenazó con atentar contra su vida y la de sus parientes en caso de dejarlo en evidencia, días después, la menor regresó a su residencia, en la capital del país.

“Yo me enteré la semana pasada de todo porque el papá se dio cuenta de que algo raro estaba pasando. La niña empezó a engordar de repente y aunque yo pensé que era algo natural del proceso de desarrollo, porque no le estaba saliendo una barriga pronunciada sino que subía de peso de manera pareja en todo el cuerpo, él le hizo una prueba de embarazo que salió positiva. Al hacerle los estudios nos dimos cuenta de que tenía cinco meses y al preguntarle qué había ocurrido fue que nos confesó todo lo que había pasado”, relató la madre de la víctima.

La juez al final de la audiencia pública, decidió cobijarlo con la medida de aseguramiento intramural, tras considerar que representa un peligro para la sociedad y que estas acciones punibles en contra de menores de edad, no son delitos excarcelables.