Diario del Cesar
Defiende la región

Rolando Ochoa reclamó por documental que excluyó a su padre de entre los protagonistas del folclor

575

Por

WILLIAM

ROSADO

RINCONES

Con su  lenguaje conciliador y calidad humana que le caracteriza, Rolando Ochoa hizo un leve llamado de atención a los especialistas, y comentaristas vallenatos que fueron contactados por el Canal Caracol para que conceptuaran sobre la evolución del vallenato como género y el protagonismo de los cultores en sus respectivas épocas, porque no hicieron o mencionaron muy tenuemente a su papá Calixto Ochoa.

El reclamo se da luego de que el canal entregó en los dos últimos lunes feriados, un programa especial denominado ‘Pedazo de Acordeón’, en donde compilaron los conceptos de los llamados comentaristas del vallenato, entre estos, Beto Murgas, Alberto Salcedo, Félix Carrillo Hinojosa, aparte de varios artistas que también consignaron sus opiniones  entre los que se pueden mencionar a Adolfo Pacheco, Alfredo Gutiérrez, Emilio Oviedo, Jorge Oñate, Carlos Vives, Ivo Díaz, entre otros.

Cada quien esbozó sus conceptos dándole merito a los aportes de cada artistas, coincidiendo muchos, sobre el paternalismo de Luis Enrique Martínez en la influencia de sus habilidades para los cambios del vallenato y su actual vigencia. Se  destacó la destreza de Alfredo Gutiérrez. Israel Romeo habló sobre la modernidad que trajo el Binomio de Oro y la incursión de nueva instrumentación.

Es decir, se  expresó sobre lo humano y lo divino que se ha vivido en el proceso de crecimiento del folclor, de la influencia de los cantantes y de la desaparición de las melodías y letras poéticas las que han sido remplazadas por obras de efímera aparición, además de la pulsación diferentes de los nuevos acordeoneros.

 

OLVIDO IMPERDONABLE

 

Hasta ahí todo normal, dice Rolando, pero que se haya obviado el nombre de Calixto Ochoa es imperdonable,  no se puede ignorar un rey vallenato como fue Calixto, un productor de más de mil canciones. Argumenta que de pronto su papá no era el gran relacionista, que era un hombre de su casa, que quizás eso influyó para que su obra hoy no sea de la preferencia de algunos estratos, pero de que fue grande, no hay dudas. El delfín acordeonero, acoge a las críticas que les hacen a ellos como nueva corriente del vallenato pero que su padre mereció mejor trato en ese documental.

“El Señor Calixto Ochoa, creo que hizo méritos como para estar en sus mentes o en un programa tan bonito cuando se resaltan las cosas buenas de nuestra región, cuando se resaltan cosas hermosas como el vallenato, creo que hay que recordar a los buenos maestros que también pusieron un granito de arena, como mi padre”, reclama Rolando Ochoa.

Al final, se resigna y dice que ya eso pasó, pero que ojalá no se repita, y siente la satisfacción de que la imagen de su padre, sino lo resaltó esa programadora, dice que, el maestro Calixto está registrado en el mejor programa, que es la mente humana, los que bailaron y siguen cantando sus canciones en su estilo y la de nuevos intérpretes.

De otro lado, con respecto a este espacio televisivo, el experto hombre de radio, Celso Guerra Gutiérrez, también difirió de algunos puntos expuestos por estos protagonistas, específicamente con el caso de la supuesta inclusión de la guitarra y la batería por parte del Binomio de Oro, tal como lo manifestó, Israel Romero, a lo que el veterano hombre de radio expresó que eso no era cierto, porque había antecedentes con músicos como Luis Enrique Martínez con el experto Juan Madrid con quien anduvo muchos años, y que esos instrumentos también los exploraron músicos como, Abel Antonio Villa, Colacho Mendoza, Alfredo Gutiérrez y Alejo Durán entre otros.

Además, resumió ese programa como un publirreportaje de la casa disquera Codiscos, por ser resaltados en su mayoría los músicos que por allí pasaron, asimismo, por el protagonismo que le dieron a Fernando López, el presidente de esa compañía.