Diario del Cesar
Defiende la región

Mañana se iniciarán trabajos de adecuación y remodelación en el colegio Leonidas Acuña

365

900 Alumnos se beneficiarán con los trabajos que desde hace dos años esperaba la comunidad educativa./STIVEN MENESES

POR:
NINOSKA
REYES URDANETA

Luego de una larga espera, de promesas incumplidas y de tardíos procesos administrativos, finalmente el martes se iniciarán los trabajos de adecuación y remodelación en la sede Rafael Valle Meza que funciona como anexo de la Institución Educativa Leonidas Acuña, institución que desde hace dos años estaba a la espera de la intervención de la Alcaldía a través de la Secretaría Educación.

La inversión está por el orden de los 583 millones de pesos, recursos que serán utilizados para recuperar 24 aulas de clases en toda la infraestructura educativa. Estos espacios serán intervenidos con sus cubiertas, sistema eléctrico, pintura y techado, informó Daniel Lindarte, presidente de la Asociación de Padres.

Detalló que el comedor estudiantil tiene un espacio de 75.4 metros y será ampliado a 149.5 metros, es decir, se contará con un lugar digno y adecuado para atender a los 900 alumnos matriculados en la institución.

El aula múltiple también la ampliarán y remodelarán; crearán una batería sanitaria mixta que contará con un baño para discapacitados y otras refacciones que el colegio necesita y están incluidas dentro del plan de trabajo.

Lindarte destacó que los ingenieros de la obra junto al rector Rafael Murgas acordaron cerrar la mitad del colegio para ejecutar los trabajos, mientras el resto del espacio estará habilitado para continuar con las actividades académicas que pronto se reiniciarán.

Todo se desarrollará con las medidas de seguridad requeridas para que los alumnos puedan continuar con sus actividades sin problemas. “Esto es algo que por más de dos años estábamos esperando y es una satisfacción pensar que nuestros hijos contarán con un espacio digno para su preparación”, dijo.

En varias oportunidades personal docente y padres de familia levantaron su voz de protesta para exponer las deficiencias de la institución. Las actividades sedesarrollaban a medidas y hasta recurrieron a la suspensión de clases en busca de una solución.

Rafael Murgas, rector de la Institución Educativa Leonidas Acuña, informó que ante las deficiencias se estaba cumpliendo en un 90% con la jornada académica y los niños estaban escuchando clases hasta las 12 y 30 del mediodía .

“Nosotros vemos con beneplácito que el Gobierno municipal haya destinado esta importante inversión. Tenemos listo un plan de labores adicionales para adaptarnos a las fechas que se estipulen para el rescate y rehabilitación del plantel. Igualmente hacemos un llamado a las comunidades asentadas en los alrededores para que ayuden al cuidar el colegio, ya que de cierta manera han incidido en algunos de los daños que hoy sufre la infraestructura”, dijo.