Diario del Cesar
Defiende la región

Vehículo ‘fantasma’ lo atropelló y desmembró

455

Dredis Javier Rojas Espinoza falleció en la madrugada de este domingo luego de que un vehículo ‘fantasma’ lo atropellara y dividiera su cuerpo en dos pedazos, cuando caminaba sobre una carretera de Chiriguaná.

 Los accidentes de tránsito siguen cobrando vidas en el Cesar. Una nueva víctima de estos hechos fue un campesino de 43 años que en la madrugada de este domingo murió luego de ser terriblemente arrollado por un vehículo de carga pesada en el tramo vial que de la población de San Roque (jurisdicción de Curumaní) conduce al municipio de La Paz.

Se trata de Dredis Javier Rojas Espinoza, quien falleció de manera instantánea tras ser desmembrado cuando caminaba por el kilómetro 12 del trayecto señalado, en carreteras de Chiriguaná, cuando daban aproximadamente las 2:10 a. m. de ayer, y fue atropellado por un vehículo ‘fantasma’.

De acuerdo a lo indicado por moradores de ese sector, debido a la oscuridad de la noche, aparentemente una volqueta que conducía en esa zona a alta velocidad, no se habría percatado de la presencia del hoy fallecido y terminó impactándolo con mucha fuerza, haciendo a su vez que el cuerpo fuera aplastado por las llantas del automotor, cuya presión ocasiono que este se dividiera a la altura de la cadera, dejando el miembro superior de una lado y el inferior, de otro.

Dado lo ocurrido, el conductor del vehículo se dio a la huida y pasados algunos minutos, otros viajeros y las personas que frecuentan el lugar dieron aviso a las autoridades, que más tarde también se trasladaron a ese sitio para identificar al fallecido.

Fue gracias a los documentos personales que este portaba que se pudo establecer que se trataba de Rojas Espinoza, oriundo de Curumaní. A su vez, se acordonó el área mientras un equipo de criminalística se aproximaba al lugar de los hechos para realizar la inspección técnica al cadáver, que posteriormente fue llevado a la morgue de Medicina Legal y Ciencias Forenses de ese mismo municipio, a fin de que le hicieran la necropsia correspondiente.

Sobre la víctima se conoció que estaba soltero, se ganaba la vida haciendo oficios varios y residía en el corregimiento Santa Isabel de Curumaní.