Diario del Cesar
Defiende la región

60 años de historia que pronto acabarán

540

POR:

KAREN

LILIANA

PÉREZ

Entre la congestión del tráfico, vías peatonales invadidas por automóviles, mecánicos en las calles, vendedores ambulantes, personas desempleadas, cientos de ciudadanos viviendo del ‘rebusque’, es el ambiente que se vive en la zona El Boliche, un popular sector de Valledupar, que por años ha sido el acopio de talleres de mecánica.

El Boliche, es el lugar que de lunes a domingo permanecen los locales abiertos, y con un personal presto para arreglar vehículos, pintura automotriz o reparación en general, ya sean particulares o del servicio público. Todo esto realizado en pleno espacio público.

Asimismo, este sector clasificado por zonas, mantiene económicamente a ciento de familias, que subsisten hacen más de 60 años de lo que producen en estas calles.

Aun así, estas actividades que se han desarrollado por décadas en Valledupar están en riesgo de sufrir cambios; impactando drásticamente la vida de aquellos que allí ejercen su oficio.

Emiro Reales, de 53 años, es propietario de un negocio de la mecánica, trabajo que además realiza por más de 43 años, y que hoy teme que se lleve a cabo un operativo de recuperación del espacio público por parte de la Alcaldía Municipal, con el acompañamiento de la Policía Nacional.

“El Boliche tiene más de 70 años, y la mayoría de las personas que trabaja acá ejerce la mecánica, por eso, el tema de la reubicación nos tiene preocupado porque son muchas familias que viven de lo que nosotros producimos en este sector”, dijo Reales.

 

“VIVIMOS DEL ESPACIO PÚBLICO”

 

Otro trabajador de este sector, Pedro Arrieta, manifestó que, pese a la intensión que tiene el gremio de facilitar al gobierno local el proceso de desalojo del espacio público, les preocupa no perder todo lo que durante largo tiempo han conseguido.

“La reubicación nos perjudica porque no tenemos un de trabajo fijo, y eso implica que nos quedaríamos en la calle. Además el traumatismo seria grandísimo porque nosotros vivimos del espacio Público”, sostuvo Arrieta.

Entre tanto, Emiro Meneses, señaló que “no solamente necesitamos reubicación de la zona El Boliche, sino tratamiento psicosocial por parte de la administración municipal porque son muchos años trabajando en este sector”.

 

¿CÓMO SE LLEVARÁ LA INTERVENCIÓN?

 

Manuel Mercado, inspector de Policía, explicó que la decisión de recuperar el espacio público obedece a una acción popular impetrada por el ciudadano Yesid Bermúdez Aguilar, y confirmado por el Consejo de Estado el 29 de octubre de 2018.

Este fallo insta a la Administración Municipal da un plazo de seis meses para diseñar el método, es decir, en qué forma se realizará la intervención, y 12 meses más para ejecutarlo. Esta intervención tendrá lugar en las calles 19 C hasta la 20 B, y la carrera 6 hasta la 7ª.

“Este plan integral tiene como objetivo principal velar por la protección del espacio público, principalmente, por la no utilización de las vías para la reparación o mantenimiento de vehículos automotores, adoptando las medidas necesarias imponiendo las sanciones a que haya lugar”, sostuvo Mercado.

Dijo además que, “no todas las calles tienen la misma problemática. Nosotros evidenciamos que unas calles están siendo utilizadas por vendedores ambulantes, y otra calle está invadida por el estacionamiento de vehículos que son arreglados en plena vía pública. Por otro lado, hay almacenes que colocan sus productos en el ande obstaculizando el paso peatonal, hay talleres que le arriendan a los mecánicos el espacio público para que ejerzan su labor, por eso, estamos socializando la sentencia del Consejo de Estado para que ellos vayan teniendo conocimiento de lo que se va a realizar”.

Mercado, añadió que “debe ser un compromiso institucional de las administraciones próximas para que la recuperación de El Boliche permanezca en el tiempo, toda vez que el mencionado plan deberá ejecutarse en un plazo de 12 meses, y a esta administración le quedan cinco meses”.

 

RECUPERACIÓN GRADUAL DEL ESPACIO PÚBLICO

 

Entre tanto, el secretario de Tránsito Municipal, Víctor Arismendy Arias, añadió que, “estamos comprometidos a recuperar gradualmente el uso del espacio público, bajo el entendido de que toda las vías son para el disfrute general de los ciudadanos en Valledupar, por eso, vamos a hacer un plan con los mismos trabajadores de la zona, para que en el plazo de unos seis meses podamos ver una resultados satisfactorios para la ciudad”.

 

SOCIALIZACIÓN DEL FALLO

 

Finalmente, el secretario de Gobierno Municipal, Gonzalo Arzuza, acotó que se encuentran en proceso de socialización del fallo con los trabajadores y comerciantes del sector.

“Inicia el proceso de recuperación de esta zona de Valledupar. Primero con la socialización de cómo será la estructuración de la ruta, cómo va a hacer la evacuación, además de eso,un diagnostico establecido y las alternativas a las personas que ocupan el espacio público en esta parte de Valledupar”, acotóArzuza.

 

EL FALLO

 

El fallo de tutela dispuso amparar los derechos e intereses al goce del espacio público y la utilización y defensa de los bienes de uso público, a la realización de las construcciones, edificaciones y desarrollados urbanos respetando las disposiciones jurídicas, de manera ordenada, y dando prevalencia al beneficio de la calidad de vida de los habitantes, de acuerdo con lo previsto en los literales d) y m) del artículo 4° de la ley 472 de 1998, vulnerados por el municipio de Valledupar, de conformidad con las consideraciones ya expuestas en esta sentencia.

SEGUNDO: Como consecuencia de lo anterior, se ordena al Alcalde Municipal de Valledupar, que realice las siguientes actuaciones.

En el término de los 6 meses siguientes a la ejecutoria de esta sentencia, realice un estudio en el que se analice la viabilidad de crear y/o trasladar cargos de arquitectos como apoyo a las Inspecciones Locales de Policía, cuyo auxilio resulta indispensable para el cumplimiento de esa labor, de las actuaciones que se adelantan con el propósito de acatar dicha orden, se deberá allegar copia a este Despacho, máximo trimestralmente.

Elaborar en el plazo máximo de un año contado a partir de la ejecutoria de la presente providencia, el listado en el que se identifiquen los bienes inmuebles  en los que se advierta la ocupación del espacio público de manera permanente en este municipio, contrariando los disposiciones legales que regulan la materia trimestralmente, se deberá llegar a este Despacho un informe de las actuaciones que se realicen en virtud del dicho trámite.

Una vez se hayan individualizado las referidas propiedades, se deberán adelantar los procesos administrativos correspondientes, en el plazo máximo de tres años contados a partir del vencimiento del plazo otorgado en el párrafo anterior, aunando esfuerzos con las Curadurías Urbanas de esta ciudad, con el fin de tomar las medidas correctivas a que haya lugar, para ajustar los predios que afecten el espacio público, bien sea otorgando las licencia (si a ello hubiere lugar) o imponiendo las sanciones contempladas legalmente; en todo caso, respetando el debido proceso administrativo y el derecho de contradicción de los propietarios de los inmuebles que contraríen las disposiciones legales existentes trimestralmente se deberá llegar a este Despacho un informe de las actuaciones que se realicen en virtud de dicho trámite.

En cuanto a las licencia de construcción, remodelación, demolición y demás intervenciones  que se ejecuten en esta ciudad, será deber de los Curadores Urbanos remitir la relación de predios autorizados a las inspecciones locales, a fin de que se ejerza control sobre las nuevas construcciones que no cuenten con las respectivas licencias Los Curadores deberán remitir su información mensualmente, y las inspecciones locales reportar trimestralmente al Comité de Verificación y Seguimiento que se ordena constituir en esta audiencia.

Implementar en un plazo máximo de seis (6) meses, contados a partir de la ejecutoria de la presente providencia un plan integral de intervención en el sector denominado “El Boliche”, con el acompañamiento de la Policía Nacional, el cual tendrá como objetivo principal velar por la protección del espacio público, principalmente, por la no utilización de las vías para la reparación o mantenimiento de vehículos automotores, adoptando las medidas necesarias imponiendo las sanciones a que haya lugar. El mencionado plan deberá ejecutarse en un plazo total de doce (12) meses.

Durante la ejecución del plan integral de intervención del Sector  “El boliche”, el Municipio deberá rendir 4 informes trimestrales acerca de las actuaciones adelantadas para dar cumplimiento a las órdenes del numeral 5.

TERCERO: Integrar un Comité de Verificación para el cumplimiento de lo ordenado en esta sentencia, el cual estará conformado por el Procurador Provincial de Valledupar, el Contralor Municipal de Valledupar, el Defensor del Pueblo Regional del Cesar, el Comandante del Departamento del Policía del Cesar, los Curadores Urbanos de esta ciudad, y el Alcalde Municipal de Valledupar, el cual deberá constituirse a más a tardar dentro del mes siguiente a la fecha en que esta sentencia adquiera ejecutoria y rendir ante esta Corporación informes trimestrales  de las labores realizadas y los resultados que se ha alcanzado”.

 

PUNTOS DE VISTA

 

Fabio Vergara, manifestó que: “aquí prácticamente nos rebuscamos el sustento diario en la calle. La alcaldía debe plantearnos soluciones”.

Saúl Soto, agregó que: “son muchas las personas que depende de esta labor, por eso nos deben reubicar”.

Alberto Orozco, añadió que: “cerca de 1.000 familias dependen de este trabajo, y no se justifica que nos saquen de aquí”.

Franklin Trujillo, sostuvo que: “nosotros nos acogemos a la reubicación, pero necesitamos alternativas laborales porque hay muchas familias que dependen económicamente en este lugar”.

Emilio Polo, aseveró que: “tendremos que buscar otras opciones de obtener el alimento a nuestros hijos, y el sustento económico”.

Jorge Estrada, advirtió que: “necesitamos que nos ubiquen en un mejor lugar para poder trabajar”.

Jairo Jiménez, acotó que: “nosotros necesitamos trabajar, y tener un espacio para ejercer nuestro oficio”.