Diario del Cesar
Defiende la región

Paola Turbay, recorrerá el país promocionando el cine

273

En pocos días dará inicio a la quinta edición del Festival de Cine Independiente de Bogotá (Indiebo), evento detrás del cual hay una buena cantidad de talento humano que lo hace posible, liderado por Paola Turbay, quien es su directora general.

Del 11 al 20 de julio este festival se realizará en las 20 localidades de la ciudad, luego de haber logrado, en sus cuatro ediciones anteriores, más de 120 espectadores en 1.024 funciones, 320 estrenos y 75 invitados de la industria cinematográfica, provenientes de 50 países.

Una de las novedades de este año es el IndieLand: un espacio en el Parque Chicó en el que habrá proyecciones de películas, conferencias y zona de comidas, en una edición en la cual se proyectarán más de 40 películas y la cinta con la que se inaugurará la quinta edición del Festival será ‘Monos’, del director Alejandro Landes.

¿Qué tan difícil ha sido hacer un festival de cine independiente en Bogotá?

Difícil, duro pero súper gratificante. Entendemos que, de pronto, estamos adelantados en el tiempo porque sabemos que en países del Primer mundo este tipo de proyectos cuentan con más apoyo y están al alcance de todo público, mientras que en países en vía de desarrollo donde la inversión no es tan grande en cosas como la cultura y el deporte, es más complicado pero no imposible.

Estamos innovando porque Indiebo no solo es innovador en el país, sino en buena parte del mundo. Los directores e invitados que hemos tenido, que por décadas han estado recorriendo los principales festivales del mundo, se quedan aterrados de la filosofía del festival, de lo que hacemos porque todo está encaminado a fortalecer la industria y la generación de público, pero también en democratizar la cultura, en que todo el mundo tenga acceso y así cambiar nuestra cultura en Bogotá y en el país, porque  ya empezamos a crecer.

Todo esto a través de experiencias que incentivan la apropiación del espacio público y una dinámica muy distinta entre los ciudadanos.

¿Qué resultados han tenido en sus cuatro primeras ediciones?

Los resultados han sido tan bonitos como contundentes, con cifras en taquilla que han sido récord. Hay una demanda y una necesidad aspirando a convertirnos en el verdadero patrimonio cultural de la ciudad que es muy importante para nosotros.

¿Cómo ha sido la democratización de la cultura?

Nosotros logramos llegar a las 20 localidades de la ciudad desde hace dos ediciones, y buena parte de eso gracias al Indibus, que lleva a las personas a las pantallas en las proyecciones al aire libre, encontrándonos con una reacción muy positiva del público. Todos llegan felices al plan para ver películas que tratamos que generen conversación al lugar que visitamos.

Llegamos a Usme, Bosa, Kennedy, nos encontramos con situaciones muy bonitas con personas que pese a ser de la misma localidad pueden ser de lugares diferentes, pero que a partir de estos espacios que generamos, logramos que se pongan de acuerdo y logren una convivencia.

Nos hemos encontrado con lugares donde la gente llega con gigantes ollas con changua o agua de panela y la empiezan a compartir entre todos.  Es algo muy lindo, mientras los acercamos a este tipo de contenidos que son importantes sobre culturas de otros países, con sus lenguas y problemáticas, lo que les permite conocer otros mundos, romper barreras y entender que al final del día, todos somos iguales.

¿Por todo Bogotá?

También hemos tenido la oportunidad de llegar a estas comunidades con talleres para lograr involucrar a los niños en estas formas y en esta economía naranja de la cual se está hablando tanto en la actualidad. Es darles herramientas para que tengan nuevas oportunidades.

¿Qué se viene en esta quinta edición?

Todos los años llegamos a los teatros especializados en cine independiente de la ciudad, además de ser el primer festival que se presentará en la Nueva Cinemateca de Bogotá. Hemos realizado las proyecciones al aire libre por toda la ciudad, pero este año realizaremos durante cuatro días en el Museo del Chicó, crear un universo totalmente dedicado al entretenimiento y donde la gente podrá explorar carpas con películas de la Selección Oficial del Festival, una pantalla dedicada al tema de conciencia con documentales y cine indígena.

Una carpa para niños con su programación especial, además de talleres, música, charlas y demás, con la cual esperamos en los próximos meses empezar a llegar a distintas ciudades del país.

¿Cómo se está gestando ese recorrido por el país?

Estamos empezando a trabajar en ello, con alianzas con alcaldías, gobernaciones y empresas privadas de distintas ciudades del país para llegar con esta idea a las diferentes ciudades del país.

Medellín, Cali, Manizales, Barranquilla, Pereira y Armenia han sido las primeras ciudades que han manifestado gran interés de que lleguemos con el festival. Queríamos hacerlo con el bus, pero ahora que nos inventamos en Indiland, creemos que es una propuesta mucho más sólida y atractiva. La idea es hacer una instalación similar a la que tendremos en Bogotá, durante cuatro días y contar con una asistencia cercana a las 15 mil personas.

-¿Cuándo arranca la venta de boletería?

Esta semana arranca la venta de boletería para Indiland porque lo que la gente compra es una experiencia, como el ingreso a un parque de diversiones. Para las funciones en general en distintas salas de cine de la ciudad, se pondrá a la vente a partir de la próxima semana.

-¿Cuál es el objetivo de este festival?

Queremos mostrar que el cine independiente es para todo el mundo, no solo para gente especializada en cine, con películas para niños, documentales, terror, cine de animación para adultos que es una nueva categoría que abrimos este año.

-¿Llegar a un público que no suele ver cine?

Hay personas que sencillamente no pueden ir al cine, puede ser por costos o porque cerca de su casa no hay una sala de cine. Dentro de nuestro público hemos tenido personas de más de 60 años que ven por primera vez cine y eso les cambia la vida. Eso nos ha ocurrido en Sumapaz y otras localidades de la capital./COLPRENSA.