Diario del Cesar
Defiende la región

80 nuevos infectados de VIH se han detectado este año en Valledupar

11.024

POR:

NINOSKA

REYES

URDANETA

Como un indicador preocupante, cataloga la Secretaría de Salud Local los 80 nuevos casos de Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) detectados en el municipio de Valledupar en lo que va del año 2019. Por lo que se ha fijado el desarrollo de brigadas preventivas para atender a la población más vulnerable a esta enfermedad.

Elba Yolanda Ustariz, secretaria de Salud en el municipio, manifestó que el VIH lamentablemente va en ascenso. En la semana 20 epidemiológica se reportaron los ochenta nuevos casos siendo los hombres la población más afectada.

De acuerdo a las estadísticas manejadas por el Instituto Nacional de Salud en el departamento del Cesar se registra un total de 86 casos en lo que va del 2019, para un total de 4.387 a nivel nacional, con una tasa de notificación de 8,3% por cada 100.000 habitantes. Las edades más frecuentes son entre 25 y 34 años, siendo el acto sexual la forma más frecuente de infección con un 98,7 por ciento. Los hombres con la enfermedad representan el 81,1%, mientras que el sexo femenino solo abarca el 18,9%. En gestantes se registra 1,2%.

Ante esta situación, la Secretaría de Salud en Valledupar ha implementado una serie de actividades preventivas para evitar la proliferación de enfermedades. Se detecta la población objetivo y se aborda en articulación con otras instituciones  de la localidad.

Por tal motivo, ayer se llevó a cabo una jornada especial de atención en salud a 150 trabajadoras sexuales (en su mayoría venezolanas) en Valledupar. La asistencia fue masiva y se realizó en conjunto con la Secretaría Local de Salud, Gestión Social, Organización Internacional para las Migraciones (OIM), Hospital Eduardo Arredondo Daza y con apoyo de Comfacesar.

Ustariz resaltó que para la institución que representa es más fácil ubicar a estas trabajadoras sexuales por medio de las casas de citas registradas en el municipio, cuyos propietarios respondieron a la convocatoria por el beneficio de sus trabajadoras y clientes.

 

ATENCIÓN EFECTIVA

 

Fueron atendidas más de cien mujeres entre colombianas y venezolanas, siendo estas últimas a las que se les ha fijado mayor atención por cuanto representan la mayor cantidad de trabajadoras en las casas de citas. “Se han presentado casos donde de 56 meretrices, 50 son del vecino país, quienes por no pagar servicios médicos no se están haciendo sus exámenes de rutina. Son mujeres que no están enfermas, pero debemos prevenir que adquieran alguna enfermedad y la transmitan a otras”.

Por otra parte, indicó que lamentablemente también hay un grupo de estas mujeres de laboran de manera itinerante y es difícil controlarlas, sobretodo las de nacionalidad venezolana que toman el centro de la ciudad, avenidas principales y hasta se van a otras ciudades.

Durante esta actividad se les ofrecieron servicios de ginecología, medicina general, laboratorio clínico, salud mental y derechos sexuales y reproductivos. También tuvieron la oportunidad de realizarse citologías, recibieron medicamentos y hasta preservativos.

Una academia de belleza también se articuló al Gobierno municipal y las féminas recibieron servicios de peluquería, manicure, pedicure y otras asesorías de belleza.

Destacó la Secretaria que es importante anunciar que el índice más alto de VIH es en hombres y es muy difícil encontrar a esta población. En los próximos días se organizará otra brigada con los taxistas y población masculina previamente identificada por la Secretaría de Salud.

Armando Varela, líder de la Comuna Uno que abarca los barrios El Cerezo, El Carmen, La Granja y Mercado Nuevo, afirma que esos sectores son los que están más frecuentados por las trabajadoras sexuales, por lo que la solicitud de hizo extensiva a la Secretaría de Salud para registrarlas en la actividad.

La idea es ayudar a esas mujeres para que no sean infectadas con alguna enfermedad, sobre todo las venezolanas, quienes de manera itinerante ejercen la prostitución por la ciudad sin control alguno.

 

HABLAN LAS ASISTENTES

 

Daniela, una de las jóvenes que acudió a la actividad, manifestó sentirse agradecida por la iniciativa, por cuanto ofrecieron servicios que económicamente no alcanza a costear.“Soy venezolana y desde hace tres años soy trabajadora sexual. Siempre he tenido mis controles, ya que en el lugar donde trabajo así me lo exigen y la clientela es de estratos altos que busca mujeres sanas”, expresó.

Otras de las asistentes fue Julieta, quien aseguró tener tiempo sin hacerse el chequeo médico, por lo que vio la brigada como una gran oportunidad para verificar que todo estuviera bien.

Dijo que es la segunda vez que acude a este tipo de actividades por ser gratuita. En esta oportunidad asegura sentirse complacida, ya que recibió los medicamentos y le hicieron los exámenes de laboratorio.