Diario del Cesar
Defiende la región

Piloto brasileño podría recuperar su libertad

294

Nuevamente fracasó la audiencia de acusación contra el piloto brasileño Eduardo De Abren Rays, capturado por las autoridades luego de supuestamente secuestrara una avioneta con 2.000 millones de pesos en Aguachica, Cesar, su defensa adelanta la solicitud de libertad por vencimiento de términos.

Desde el 1 de febrero del 2018 cuando el extranjero fue judicializado mediante audiencias concentradas en las que le imputaron cargos los delitos de apoderamiento ilícito de aeronaves, hurto agravado, tentativa de hurto en relación a una motocicleta, porte de prendas e insignias privativas de las Fuerzas Militares, y porte ilegal de armas de fuego o municiones, la justicia no ha ratificado dicha acusación.

Los reiterativos fracasos obedecen a que la Fiscalía 133 Especializada contra la Organización Criminal, encargada de la investigación, no ha logrado conseguir un traductor de portugués que le sirva de intérprete al sindicado, ya que este no entiende ni habla el español; aunque en el caso de ayer, la citación de ayer no pudo realizarse debido a que a la hora estipulada, el juzgado estaba realizando otra audiencia.

La nueva fecha de la diligencia fue fijada para las 10:30 a. m. del 26 de febrero de este año y en esa oportunidad, el acusador deberá presentar a un intérprete y así también, descubrir los elementos materiales probatorios que tiene en contra del brasileño.

Sin embargo, el próximo jueves 31 de enero se vencen los términos con los que cuenta esa delegada para ratificar los señalamientos que hoy tienen al aeronauta privado de la libertad en la Cárcel de Alta y Mediana Seguridad de Valledupar, también conocida como ‘La Tramacúa’; por lo que el día siguiente será presentada la petición que de ser acogida por un juzgado de control de garantías, lo dejaría nuevamente en las calles.

EL CASO

Eduardo De Abren Rays fue capturado en Aguachica por oficiales de la Policía Nacional en acción conjunta con el Ejército y la Fuerza Aérea Colombiana, luego de aceptar que él fue quien maniobró la avioneta de la avioneta Piper PA-34 Seneca de matrícula HK 3945 de la empresa Aerogalán que fue plagiada de manera ilícita en la cabecera de la pista del Aeropuerto Hacaritama de Aguachica en la mañana del el 29 de enero de este año, cuando llevaba dos mil millones de pesos de la empresa de valores Prosegur.

La aeronave había partido desde el Aeropuerto Palonegro de Lebrija (Santander), tripulada por el piloto, el copiloto y funcionarios de una empresa de valores que custodiaban una suma de dinero, estimada en aproximadamente dos mil millones de pesos.