Diario del Cesar
Defiende la región

Protestan en Ecuador contra violencia de género

337

La violación de una mujer por tres jóvenes y el asesinato de otra en plena calle movilizaron este lunes a miles de personas en Quito, en una protesta contra la violencia de género que tuvo réplicas en otras ciudades.

Los manifestantes, en su mayoría mujeres, caminaron vestidos de negro cerca de dos horas hasta llegar a la sede principal de la Fiscalía General del Estado, en el centro de la capital ecuatoriana. Al menos 12 cuadras ocuparon los asistentes que no dejaron de cantar consignas en todo el trayecto.

“Nos matan y nos violan y el Estado no hace nada”, coreaban los manifestantes.

La víspera se había celebrado una manifestación similar. Los asistentes se congregaron para condenar la violación de una mujer de 35 años por tres amigos, la semana pasada, y el asesinato de una joven en la localidad andina de Ibarra, en el norte del país, a manos de un venezolano.

A raíz del crimen, perpetrado ante la mirada de varios policías que no lograron evitarlo, Ecuador endureció la política migratoria para los venezolanos. Y en Ibarra algunos sectores de la población desalojaron a venezolanos de hoteles, viviendas y parques donde dormían y les exigieron abandonar la ciudad.

“Queremos decirle al Estado y a la sociedad que nosotras no vamos a promover un discurso de odio, no vamos a permitir que en nuestro nombre hagan y digan discursos xenófobos”, declaró a la prensa Anaís Córdova, del colectivo Vivas nos queremos.

“Aplaudan, no dejen de aplaudir, machismo y xenofobia no deben existir”, cantaron los asistentes a las marchas, que también se produjeron en las costeras ciudades de Guayaquil y Machala (suroeste) y en la andina Cuenca (sur).

Un centenar de personas se reunió en el lugar donde ocurrió el feminicidio en Ibarra. Encendieron velas y extendieron carteles con las leyendas “no más femicidio” e “Ibarra está de luto”. Unos pocos gritaban “fuera venezolanos”.

Con carteles en los que se leía “disculpe nos están asesinando” y “¿Cómo debo estar vestida para que no me violes?”, los manifestantes avanzaron por la calles de Quito, mientras conductores se sumaban a la protesta tocando la bocina de sus autos.

Frente a la Fiscalía varias mujeres encendieron antorchas para quemar simbólicamente el machismo.

“Hay tanta violencia, tanto machismo en el Ecuador que hace que las mujeres nos levantemos a pedir nuestros derechos (…) No puedes caminar tranquila, no puedes caminar sola porque te sientes vulnerable”, agregó Figueroa.