Diario del Cesar
Defiende la región

Taxista confesó que mató a su exmujer por infidelidad

543

Francisco Javier Ravelo Correa, de 42 años, capturado el pasado lunes en el municipio de Plato, Magdalena, sindicado del asesinato de su expareja Angie Paola Castilla Oliveros, de 22 años, rompió el silencio y habló con la prensa minutos antes de ser judicializado por el delito de feminicidio agravado en concurso heterogéneo y simultaneo con fabricación, tráfico, porte o tenencia de armas de fuego, accesorios, partes o municiones agravado y aseveró que planeó el crimen al enterarse que la mamá de sus dos hijos estaba sosteniendo una relación con otro sujeto.

“Todas las personas cometemos errores y por eso vine a dar la cara. Reconozco mi error y lo pago; le pido a Dios que me perdone por lo que hice. Nosotros habíamos tenido problemas antes e incluso, el asesinado pude haber sido yo, porque ella en el pasado me había mandado a matar a mí y por eso yo hice esto. Me fui para Medellín, allá dure un año y me regresé. Nos juntamos otra vez y la encontré con una pareja, que me llamaba, me amenazaba, me decía que si no era para él no iba a ser para mí y por eso tuvimos muchos altercados, yo si era celoso como cualquiera, lo acepto, tenía mi pareja y quería que fuera para mí solo” dijo el aprehendido.

Develó además que “no la maté yo, mandé a alguien para que lo hiciera por infidelidad. Me cobraron siete millones de pesos pero no alcancé a pagar la plata. A raíz de que se dio mi captura, el asesino se fue para Bogotá. No sé cómo se llama pero yo mismo lo conseguí hablando por casualidad con él en el río. El día que lo encontré estaba con ella en el río, me sentía bastante decepcionado. Yo ando armado pero no fue con mi pistola con la que la mataron, me duele lo que hice pero el error está hecho y me arrepiento. No tomo no consumo, pero estuve preso 11 años por paramilitarismo porque fue comandante de las Autodefensas” subrayó.

Ravelo Correa enfatizó además que “busque un sicario para que la matara porque yo no daba, por el amor que yo tenía por ella. A ella la mataron ahí donde la encontraron, conseguí a la persona y con ella recogí a Angie en su casa”.

Horas después que se llevó a cabo la audiencia concentrada de legalización de captura, imputación de cargos y solicitud de medida de aseguramiento ante el Juzgado Tercero Penal Municipal con funciones de control de garantías, paradójicamente aceptó ser el autor material de los hechos endilgados por la Fiscalía 35 local adscrita a la Unidad de Vida, desvirtuando la versión que dio a los medios locales donde aseguró que contrató a un delincuente para perpetrar el hecho sangriento.

 

ANGIE FUE ULTIMADA CERCA DE LA TRAMACÚA

 

“El 20 de junio de 2019, Francisco Javier recogió a Angie Paola en su residencia alrededor de las 12:30 p. m. y después de dar varias vueltas por la ciudad, sale del perímetro urbano, llega al kilómetro 4 + 500 metros (de la vía en mención) a las 5:44 p. m.; hace descender a la víctima del vehículo y se adentra unos 30 metros más allá de la berma, donde le propina dos disparos a esta: uno en la parte anterior de la cabeza con salida en la frente y otro a la altura de la mandíbula, este último una vez que estaba en el piso. Después de labores investigativas por miembros del CTI, se pudo identificar al presunto responsable de los hechos como Francisco Javier Ravelo Correa”, explicó el ente acusador.

La mujer fue hallada este viernes en un paraje localizado  en inmediaciones de la cárcel de Alta y Mediana Seguridad de Valledupar, ‘La Tramacúa’.

 

EL ASESINO FUE MIEMBRO DE LAS AUC

 

El confeso asesinado quien pagó una condena de 11 años por varios delitos, debido que perteneció a la estructura criminal de las Autodefensas Unidas de Colombia, donde era conocido con el alias ‘La Yegua’ pidió perdón a los familiares de la víctima y dijo que “A la familia de Angie quiero pedirle perdón porque me quisieron mucho, me dieron valor desde principio, su papá conmigo siempre fue bien pero cometí un error y pienso pagar por él y enmendarlo” añadió Francisco Ravelo.

 

AMENAZÓ Y EXTORSIONÓ A LA VÍCTIMA

 

La relación entre el apresado y la víctima de este hecho fue una relación tormentosa de varios años. En la vista pública se conoció que Castilla Oliveros, lo denunció por violencia intrafamiliar y además por extorsión, debido a que este la chantajeaba con publicar unos videos íntimos donde se evidenciaba a la joven de 22 años, sosteniendo relaciones sexuales.

Al finalizar la diligencia judicial, el detenido fue cobijado con medida de aseguramiento intramural.