Diario del Cesar
Defiende la región

Lo atacaron a puñal por una vieja deuda

318

Adaniel García, de 39 años, fue apuñalado en el lado derecho del tórax cuando tomaba en un billar del corregimiento de San José de Oriente, de La Paz, al parecer, por un mototaxista al que no le había pagado una carrera que le había hecho con anterioridad.

Con una herida producida con un arma corto punzante, al hospital Rosario Pumarejo de Valledupar fue ingresado en la madrugada de ayer un jornalero de 39 años que fue atacado en medio de un acto de intolerancia.

Se trata de Adaniel García, quien pese al aparente alto grado de embriaguez que tenía, se refirió brevemente a los hechos que habrían ocurrido en la noche del pasado sábado en un establecimiento público del corregimiento de San José de Oriente, ubicado en jurisdicción del municipio de La Paz, en el norte del Cesar.

“Estaba tomando en un billar y ya llevaba varias cervezas, cuando de repente vino un tipo y sin mediar palabra, se me abalanzó de frente y me apuñaló en el lado derecho del tórax”, contó el afectado.

Señaló también que como pudo, se zafó de los brazos de su atacante y este salió corriendo del lugar. Entre tanto y con la herida sangrante, el jornalero pidió ayuda entre los presentes en el billar, quienes lo subieron a una motocicleta y posteriormente lo llevaron al Hospital Mario Zuleta Ramírez, situado en la cabecera municipal de La Paz.

Respecto a los motivos que pudieron originar el hecho, la víctima indicó que no conoce a ciencia cierta porqué dicho individuo lo apuñaló pero presume que se debe a una viejadeuda, ya que al parecer, el agresor es un mototaxista al que no le pagó una carrera que semanas antes le hizo en esa misma población.

“No sé mucho más sobre el tema porque de verdad estaba muy borracho, perdí al conciencia poco después de ser atacado y cuando desperté, ya estaba en Valledupar”, acotó

Tras recibir la atención medica de los galenos del centro asistencial recientemente mencionado, estos decidieron remitirlo hasta la capital del Cesar a fin de que se le practicaran varios estudios con los que se pueda determinar si la punzada ocasionada con el arma cortante le generaron daños de gravedad en algún órgano vital.

Al cierre de esta edición, el afectado continuaba bajo observación médica a la espera del dictamen que determinará si debe ser intervenido quirúrgicamente.