Diario del Cesar
Defiende la región

Candidato a rectoría de UPC, sindicado de acoso sexual, renunció

795

POR
NIBALDO RAÚL
BUSTAMANTE DE LA CRUZ

Una investigación de la Fiscalía General de la Nación por acoso sexual habría desencadenado a que Baldomero Rosado Quintero declinara a su candidatura a la rectoría de la Universidad Popular del Cesar.

Así las cosas, el número de aspirantes a ocupar el primer cargo administrativo del centro de enseñanza superior se redujo a diez, teniendo en cuenta que la semana pasada fue admitido Álvaro Iglesias.

Según la denuncia, Baldomero Rosado Quintero acosaba  a una estudiante de la Universidad UDES de Valledupar exigiéndole favores sexuales a cambio de obtener aprobación académica.

A través de un medio radial el sindicado se refirió al tema negando dichas acusaciones, afirmando además que ‘la joven es una mala estudiante, lleva varios semestres repitiendo la materia y presentaré mis pruebas para defenderme de todo lo que están diciendo’, enfatizando que reconocía haber cometido un error al contestarle los mensajes que ella le envió a través de un chat, y que hacen parte el material aportado por la joven a la Fiscalía.

 

SUSPENDEN ELECCIONES

 

De otro lado, el Tribunal del Cesar decidió suspender las elecciones a la rectoría de la Universidad Popular del Cesar hasta que no se defina de fondo la tutela impuesta por Guillermo Botero, aspirante al primer cargo administrativo de la UPC y que en estos momentos permanece en calidad de inadmitido.

“Yo apelé la decisión del juez primero administrativo que resolvió no ampararme en los derechos que solicité tales como el debido proceso, a elegir y ser elegido, a la defensa o acceder a cargos públicos, pero el Tribunal del Cesar determinó suspender nuevamente el proceso  hasta que no se defina de fondo el asunto de la tutela, eso puede durar 20 días a partir del pasado viernes para ver si me terminan amparando mis derechos o no”.

Vale recordar que hace 25 días el Juez Primero Administrativo del Circuito Judicial de Valledupar había tumbado la realización de las elecciones a la rectoría de la Universidad Popular del Cesar, programadas para realizarse el pasado 14 de junio, precisamente por una tutela impetrada por Guillermo Botero.