Diario del Cesar
Defiende la región

Secuestraron al ganadero Juan Felipe ´Puro´ Ustariz

710

Su vehículo fue hallado incinerado y dentro del mismo un cuerpo calcinado. Familiares y autoridades temen un desenlace fatal con las pruebas de Medicina Legal.

En la mañana de ayer domingo, una terrible noticia sacudió la tranquilidad que reinaba en la capital del Cesar, tras conocerse que el ganadero Juan Felipe Ustariz Gonzáles, de 38 años, fue plagiado de una finca de propiedad de su familia ubicada en la vereda de Camperucho, en jurisdicción del corregimiento de Caracolí, zona rural de Valledupar.

Según las autoridades, el también abogado y administrador de empresas, fue sacado por dos sujetos en su propia camioneta tipo Platón, que minutos más tarde fue hallada completamente incinerada entre el corregimiento en mención y Mariangola.

Pero lo más alarmante del hecho es que dentro del vehículo fue hallado el cuerpo sin vida de una persona de la que se desconoce su identidad, dado que los pocos restos mortales que allí había, estaban totalmente irreconocibles debido a su estado de calcinación.

De hecho, los funcionarios del Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, de la Fiscalía, que acudieron al sitio del hallazgo para realizar los actos urgentes, tuvieron que sacar en pedazos los pocos despojos del cadáver. Al cierre de esta edición, esta entidad realizaba estudios de ADN con el objetivo de establecer quien era esa persona.

¿QUE DICEN LAS AUTORIDADES?

“Estamos haciendo todos los registros y los cierres para dar con su ubicación y la de sus captores. En la camioneta que apareció incinerada fue hallado un cuerpo pero se está esperando que los investigadores hagan lo propio para identificar a la persona. Por lo pronto no se puede especular sobre la identidad de quien estaba ahí, dado que se incineró por completo, así como también la camioneta. Entre tanto, seguimos haciendo en plan candado en coordinación con la Policía, ejecutándolos a través de unos medios técnicos que son drones y otros dispositivos para dar con el paradero de Juan Felipe”, el comandante de la Décima Brigada Blindada del Ejército Nacional, general Miguel Eduardo David Bastidas.

Dijo además que en el momento del plagio, el hijo de los hacendados Orlando Ustariz y Gloria González, estaba en compañía de dos trabajadores que le manifestaron a las autoridades que de un momento a otro, llegaron dos sujetos vestidos de civiles y provistos de armas cortas, los golpearon y se llevaron a Juan Felipe, cariñosamente llamado ‘Puro’.

“No dijeron de qué organización eran ni por qué lo secuestraban, y sin mediar palabra, actuaron de manera violenta para llevar a cabo su cometido, huyendo con rumbo desconocido. Mas adelante apareció la camioneta incinerada pero no podemos especular quien fue la persona que estaba allí”, acotó el oficial.

OTRAS VERSIONES

De manera extraoficial, este medio de comunicación conoció que mientras rescatistas y peritos hacían labores en el sector donde apareció incinerado el vehículo de ‘Puro’, algunos vecinos manifestaron que escucharon descargas de un arma de fuego que antecedieron a la quema del automotor. No obstante, temerosos de que pudieran hacerles daño, se quedaron escondidos, aguantando la impotencia de no poder hacer algo para sofocar las llamas.

No obstante, todo lo anterior es investigado por las autoridades quienes adelantan las labores pertinentes para dar con el paradero de los secuestradores y del ganadero plagiado, con la esperanza de poder rescatarlo con vida.

Cabe recordar que Juan Felipe Ustariz es hijo de Orlando Ustariz y nieto de Luis Ustariz, uno de los precursores de laganadería en el departamento del Cesar.

Así mismo, es sobrino de Óscar Ustariz, quien fue asesinado hace unos  años por un grupo guerrillero cuando se encontraba en su finca ubicada en el corregimiento de Los Venados.

Alcaldía ofrece recompensa

Las autoridades civiles y organismos de fuerza pública rechazaron tajantemente el reprochable hecho y ofrecieron una recompensa de hasta 50 millones de pesos para quien dé información que permita esclarecer este hecho, liberar al joven ganadero y capturar a los autores materiales e intelectuales del secuestro.

A su vez, el alcalde Augusto Daniel Ramírez Uhía pidió la presencia del Ministerio de Defensa y de toda la cúpula de las Fuerzas de Colombia en Valledupar para atender de manera urgente este y otros casos del municipio en materia de seguridad.

“Rechazamos categóricamente este secuestro y el asesinato que hubo en inmediaciones del sitio donde se presentó la situación. A la fecha de hoy, el CTI hace los estudios de ADN para constatar la identidad de la persona incinerada en la población de Camperucho. Valledupar necesita del acompañamiento nacional, no podemos retroceder ni permitir que esto vuelva a dañarse como en la época de los 90s y los 80s, donde había secuestros, terrorismo y homicidios, y por eso le pedimos al presidente Iván Duque todo su apoyo en materia de seguridad”, expresó el alcalde de Valledupar