Diario del Cesar
Defiende la región

´Tenemos el corazón arrugado, rechazamos el terrorismo y nos unimos como país´: Iván Duque

218

“Nosotros todos tenemos dolor, tenemos el corazón arrugado, pero también tenemos el deseo de honrar a nuestros héroes”, fueron las palabras del Presidente de la República, Iván Duque, mientras marchaba por el centro de la capital del país, para rechazar el terrorismo en el territorio nacional. Ese que se apoderó de la Escuela General Santander, el pasado jueves y que dejó un saldo de 21 cadetes sin vida y 68 personas heridas.

El jefe de Estado anunció que, “honrar su memoria significa rechazar la violencia, rechazar el terrorismo y unirnos como país”. Las declaraciones las entregó de la mano de su esposa María Juliana Ruíz, y su gabinete presidencial que lo acompañará en el recorrido que culmina en la Catedral Primada de Bogotá, con una ceremonia en honor a los 21 jóvenes caídos en el ataque.

“Hoy vengo con Juliana, con mi esposa, a marchar con los ciudadanos, en rechazo a la violencia, en honor a nuestros héroes, esos héroes que fueron acallados por un acto miserable”, dijo el mandatario.

Dijo que la presencia de los colombianos en las diferentes regiones del país, también tiene como propósito pedir por los seres queridos que perdieron a su hijos y por los que también resultaron heridos en el atentado.

“Venimos a pedir por sus familias, a rendir homenaje a la Colombia que no quiere más violencia, a una Colombia que se quiere construir edificada en la paz con legalidad. A una Colombia que clama por total rechazo a este tipo de actos. Entonces venimos a hacerlo, y venimos a hacerlo como ciudadanos, con profunda convicción patriótica”, dijo.

El Presidente afirmó que su mensaje a los colombianos en este día es “de unidad, de apoyo a las familias, de honrar a nuestros héroes, de rechazar el terrorismo. Hoy Colombia se une como país y hoy acompañamos esta iniciativa cívica para rechazar la violencia y decirle al mundo que Colombia unida es invencible”, dijo.

Como un acto solemne pidió dar un abrazo a todos los miembros de la Fuerza Pública, esto para hacerles sentir que la ciudadanía están con ellos y que son apoyados por su país.

“Hoy venimos todos como ciudadanos y tenemos que marchar honrando a nuestros héroes e invitando a Colombia a unirse para enfrentar esta amenaza y, sobre todo, para sobreponernos como país, dándoles un abrazo a todos los integrantes de nuestra Policía y de nuestra Fuerza Pública”.

LA MARCHA EN BOGOTÁ

Fueron tres kilómetros los que la ciudadanía recorrió desde el Parque Nacional, punto de inicio, hasta el centro de la capital para honrar a la Policía Nacional en un acto simbólico y sin distinción política.

Sectores de derecha, izquierda y demás corrientes se congregaron para manifestar su rechazo al conflicto armado y en apoyo a las víctimas que este deja. El senador de la República Antanas Mockus expresó que se debe reconstruir la mesa de negociación con el Ejército de Liberación Nacional (ELN) para construir una paz estable.

“Está comprobado que los colombianos somos capaces de matar al otro, entonces ¿por qué continuar con esto? Tenemos que proteger la vida de todos los colombianos, tenemos que hacer que todo colombiano valore dramáticamente la vida, nos debe doler cada muerte y no más miedo”, manifestó el senador.

Mockus apuntó que en estos momentos una de las soluciones a la mano está el “meterle miedo” a una serie de actores resaltando que esta no es la salida para disminuir el conflicto”. Así mismo, el senador resaltó que el gobierno se ha pronunciado de forma mesurada y manifestó que se le debe dar apoyo en las próximas decisiones.

Por otra parte, el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, expresó que esta es una fecha para recordar, honrar y agradecer la labor de los policías y demás miembros de las Fuerzas Militares. “ Estos jóvenes asesinados eran estudiantes, como cualquier otro joven, y estaban escogiendo una carrera que implica mucho sacrificio de ir a los rincones más difíciles del país y no estar con sus familias”, aseguró el alcalde.

Un minuto de silencio se tomó la Plaza de Bolívar, punto de llegada de todos los ciudadanos que participaron en este clamor en contra de violencia. A su llegada, los cerca de 35 mil asistentes entonaron el himno nacional y luego el Coro Polifónico Santa Fe hizo una emotiva presentación que estremeció a los asistentes.