Diario del Cesar
Defiende la región

Defensa de docente implicada en crimen solicitó la libertad

602

Luz Enith Calderón Méndez, supuestamente mantenía una relación amorosa con la víctima y asegura haber sido extorsionada por esta. Alegando ser engañada por su esposo para llevarlo hasta donde ocurrió el crimen, pidió que le revoquen la medida de aseguramiento que la mantiene presa.

 El abogado defensor de una docente de una institución educativa de la Jagua de Ibirico, señalada de ser partícipe en el homicidio de otro profesor, quien fue baleado por su compañero sentimental en medio de un ataque de celos, presentó una solicitud de revocatoria de medida de aseguramiento intramural, con la que pretende que pueda asumir el caso en libertad o al menos, que se le sustituya por la detención domiciliaria.

Se trata de Luz Enith Calderón Méndez, a quien le dictaron dicha medida junto con su esposo Alexander Amador Pedroza, tras ser señalados como coautores del crimen de Amhed Mauricio Escallón Gamarra, de 44 años, quien falleció en la noche del pasado 6 de mayo en la UCI de la Clínica Médicos S.A.S. de esta capital, debido a la grave herida de bala que recibió en la cabeza.

Durante la diligencia que se realizó ante el Juzgado Tercero Penal Municipal con Funciones de Control de Garantías, el apoderado de la mujer basó su solicitud en el hecho de que esta sea madre de varios menores de edad; en su trayectoria como educadora en un plantel de carácter público de nivel secundario en el municipio ubicado en el sector minero y especialmente, en que según el dicho de su marido, ella no tendría responsabilidad alguna en el ataque ocurrido en la carrera 8 #13b-49 del barrio Cañahuate.

En dicha oportunidad, la pareja fue imputada por la Fiscalía 7 Local URI de Valledupar por los delitos de homicidio agravado en grado de tentativa en concurso con porte ilegal de arma de fuego agravado, a título de dolo, a los que no se allanaron.

Sin embargo, como la víctima falleció un día después de esa vista pública, la Fiscalía 9 Seccional adscrita a la unidad de vida, encargada de los actos investigativos, en su escrito de acusación modificó la primera conducta para tipificarla como homicidio agravado consumado.

ARGUMENTO DE LA FISCALÍA

“El 5 de mayo, Alexander Amador manifestó que al parecer hubo una falta de respeto de parte de la víctima hacia su esposa con el tema de unas fotografías, cosas de celos, que supuestamente la obligó a montarse a un taxi para llevarla al sitio donde él vivía o sino la mataba a ella y a su hijo, que llegaron y ella no sabía que él tenía el arma de fuego, y cuando intentaba hablar con él, la víctima empezó a insultarlo y él por miedo realizó un disparo sin la intención de matarlo, aunque se lo propinó a corta distancia, en la cabeza. Sin embargo, se reprocha por parte de la Fiscalía la conducta adoptada (después del hecho) por la señora Luz Enith, quien lo que hizo fue a irse a ver a su hijo que estaba internado en una clínica con una infección pulmonar a la que se le podía dar manejo, con la indiferencia a lo que acababa de hacer, que su marido le había disparado en la cabeza a una persona en presencia suya y no fue capaz de acudir ante las autoridades, aun cuando a la vuelta de donde ella estaba había un CAI de la Policía. Perfectamente pudo ir con ellos primero y luego al centro médico”, dijo el fiscal noveno seccional al oponerse a la solicitud.

ASÍ OCURRIÓ

El atentado ocurrió cuando, según lo indicado por testigos del hecho, una mujer y un hombre que se movilizaban en un taxi de placas TLU-630, llegaron hasta el pensionado donde vivió el profesor, quien para la fecha trabaja en la Institución Educativa Trujillo, de Becerril, y había dictado clases de inglés en la Universidad Popular del Cesar.

En ese momento, la fémina habría tocado la puerta preguntando por la víctima a uno de los residentes del inmueble y al saber que estaba en ese lugar, ingresó seguida por el sujeto que conducía el vehículo.

“El sospechoso entró cerrando el candado y se fue precedido por la mujer, delante del arrendado, dirigiéndose hasta el cuarto donde vive el profesor, quien al verlos llegar, se asomó por la ventana y gritó que lo iban a matar. En eso, el del taxi le disparó cuatro veces y luego le apuntó al vecino, exigiéndole que se pegara a la pared. Después trató de huir con la mujer, pero al encontrar la reja cerrada, intimidó a uno de los inquilinos para que le abriera y se llevó el candado y las llaves”, dijo el fiscal en la imputación de cargos.

EL LÍO PASIONAL

De acuerdo a lo expresado en las diligencias preliminares, el móvil del hecho aduce a motivos pasionales, puesto que según la entrevista rendida por la fémina a la Fiscalía, ella había mantenido un amorío con la víctima y en una ocasión tuvo una conversación a través de video llamada con este, mediante la modalidad del ‘sexting’, donde le dejaba ver todo su cuerpo.

“Al parecer, durante la conversación el hoy víctima tomó algunas capturas a las imágenes de ella desnuda y de acuerdo a lo indicado por esta en interrogatorio, empezó a extorsionarla con publicar ese contenido en redes sociales si dejaba la relación y no accedía a intimar con él. Esto, presuntamente, la motivó a contarle a su esposo lo que estaba ocurriendo y él decidió hablar con el docente varias veces a través del celular de su mujer, haciéndose pasar por ella, hasta que concertaron la cita para encontrarse en la noche del sábado 4 de mayo, día en que Escallón Gamarra esperaba la visita de la sospechosa”, dijo el juez durante las audiencias concentradas, con base al testimonio de la imputada.

Posterior a la argumentación de cada una de las partes procesales, el juez decretó la suspensión de la diligencia a fin de estudiar las razones expresadas y elementos materiales aportados por los intervinientes a fin de tomar su decisión, la cual se dará a conocer a las 2:30 p. m. del próximo martes.