Diario del Cesar
Defiende la región

Corregimientos de Valledupar con mal servicio de alumbrado

454

Una gran cantidad de luminarias en las zonas rurales de Valledupar no están funcionando adecuadamente, ocasionando que parques y plazas permanezcan en absoluta oscuridad.  Los vecinos piden a gritos atención ante las fallas.

Según lo informado por la Oficina de Alumbrado Público de Valledupar, de las 4.500 lámparas instaladas en Atánquez, Río Seco, Badillo y otras veredas; el 99% presentan problemas.

El corregimiento de Atánquez es uno de los afectados por la situación.  Durante estos días, realiza las fiestas del Corpus Christi en la plaza principal; pese a la euforia religiosa, la celebración está empañada por la oscuridad que rodea el lugar a falta de luz.

Aunque organizadores y comunidad solicitaron hace más de un mes las instalaciones de reflectores para el desarrollo del evento, solo hace dos días (19 de junio), fueron instalados.  Cuatro en total: tres de ellos no encienden, y otro presenta intermitencia.

“No es posible que estemos a oscuras, la gente viene y no puede presenciar nada, y aún faltan dos días.   Hace un poco más de 32 días requerimos las luces y las entregaron dañadas”, comentó el líder social, Enrique Montero Dita.

Por otro lado, en Río Seco no solo han tenido que soportar los olvidos del área de Alumbrado Público sino los abusos de Electricaribe, pues la empresa ha autorizado desarticular unas 7 lámparas adquiridas con recursos propios de la comunidad.

La acción, comenta un vecino quien prefiere no revelar su nombre,  ha incrementado la inseguridad en el corregimiento.“Es una situación crítica porque quedar a oscuras despierta la inseguridad y suben los hurtos”, dijo.

Las acciones se ejecutan bajo el argumento de que los reflectores no están inscritos en el censo de Planeación Municipal.

 

‘NO TENEMOS SOLICITUDES’

 

DIARIO DEL CESAR conoció quela Administración Municipal de Valledupar no ha enviado solicitudes a Alumbrado Público para que cambie las luminarias en Atánquez, por tal motivo se atrasan las posibles soluciones. “Cuando tenemos conocimiento de los casos, apoyamos con algunos reflectores del inventario para subsanar temporalmente la falta de iluminación y se desarrollen los eventos culturales y folclóricos programados”, comentó Jaison Penso, líder de esta área.

Pero el funcionario también dejó claro que, esa no sería la única limitación.   Los postes son exigentes con la potencia eléctrica y en los corregimientos, esta “es muy mala”.

“La potencia que se encuentra vigente en los corregimientos es de 110 voltios porque están hechos de sodio.  Nosotros estamos implementando tecnología Led, y ameritan energía de 220 voltios, y no cuentan con esta potencia, por eso no prenden o hay intermitencia”, comentó.

Por su parte, el jefe de la oficina de Planeación Municipal, Roberto Martínez, no atendió a las llamadas realizadas por el medio para conocer, cómo se actuará frente a las urgencias que manifiesta la comunidad rural.