Diario del Cesar
Defiende la región

Jean Piero y Marcos Bedoya arman su ´rancho´ aparte

511

POR

WILLIAM

ROSADO

RINCONES

Jean Piero, el exvocalista del Binomio de Oro que hace pocos días abandonó esa agrupación en pos de conformar su propio proyecto, ya dio a conocer quién es el compañero de fórmula que le seguirá en el trasegar artístico que se avecina.

Se trata de Marcos Bedoya, un reconocido acordeonero quien tiene todo el perfil para afrontar ese mercado que predica el estilo de Piero, el que le dio muy buenos resultados durante su estadía al lado del Binomio de Oro. Además guardan en común que, ambos salieron de esa escuela, teniendo en cuenta que Bedoya también fue binomista.

La unión entre Jean Piero y Marcos Bedoya quedó formalizada  en una reunión cumplida recientemente en Bogotá, donde los artistas se comprometieron en la parte contractual y definieron agenda de escogencia de temas, ensayos, grabación y animación de los espectáculos.

Establecido el compromiso, arrancarán con una promocional por todo el país  para dar a conocer este proyecto musical y la integración de una sólida agrupación acompañante. A pesar de que no trabajaron juntos en el Binomio, ambos dejaron huellas imperecederas tanto por sus talentos como por sus dones personales.

La vida artística de Jean Piero, inició a los 14 años y grabó su primer álbum en el 2006, titulado ‘Jean Piero, el Niño de Oro’, con la dirección de Jorge ‘El Pitufo’ Valbuena y el 2009, ‘Para amarte’, con la producción de Iván Calderón. Igualmente hizo un álbum urbano.

Estando en la agrupación que dirige Israel Romero, a Jean Piero le tocó vivir uno de los peores momentos de su vida cual fue la muerte de su esposa, un episodio que lo marcó y lo mantuvo durante mucho tiempo sumido en un dolor profundo que lo alejó de los espectáculos.

Por su parte, Marcos Bedoya, es un versátil acordeonero, nacido en Flandes, departamento del Tolima, criado en San Andrés y actualmente reside en Valledupar. En sus inicios acompañó a los 17 años a la cantante Esmeralda Orozco; luego Israel Romero lo llamó para integrar la agrupación Dinastía Romero, durando cuatro años y grabó dos producciones discográficas: ‘Música de la casa’ y ‘Bailando bien sabroso’. Posteriormente acompañó a Erick Escobar.

Después del paso por la Dinastía Romero, fue llamado al Binomio de Oro  en donde estuvo larga temporada alcanzando a plasmar su acordeón en las producciones: ‘En todo su esplendor’, Grafiti de amor’ e ‘Impredecible’.

Por un llamado de Dios, Bedoya resolvió abandonar la música mundana y se fue del Binomio de Oro, hasta ahora que acoge el llamado de Jean Piero con quien piensa hacer una unión duradera alternando su espiritualidad con el ejercicio del vallenato comercial.