Diario del Cesar
Defiende la región

Por falta de conciliación se hundió la Ley Anticorrupción

252

 

La ley anticorrupción, con la cual se esperaba quitar la casa por cárcel para los corruptos, que estaba pendiente de la conciliación en el Senado y la Cámara de Representantes, se hundió en la noche de este miércoles porque no se logró tener un texto conciliado.

A la muerte de este proyecto se sumó un enredo jurídico en el trámite de la conciliación, como también la presentación de tres recusaciones contra los 172 representantes a la Cámara.

Al levantar la sesión plenaria de la Cámara sobre las 6:00 de la tarde, el presidente Alejandro Carlos Chacón aseguró que hasta ese momento no había un texto oficial conciliado, motivo por el cual no anunció el proyecto para la sesión del jueves.

A SANCIÓN PRESIDENCIAL

 Mientras que la ley anticorrupción se hundía, el Gobierno Nacional logró terminar el trámite en el Congreso de la República de dos proyectos de amplió interés: las leyes de reforma al sector de las TIC y el que transforma a Coldeportes en el Ministerio del Deporte.

Los dos pasaron para que el presidente de la República los pueda sancionar en los próximos días, en especial el de las TIC, que fue una de las leyes que anunció desde su posesión que tramitaría en el legislativo.

Con esa ley el gobierno busca acceso a internet a más de 20 millones de ciudadanos que aún no pueden disfrutar del mismo como se hace en otras regiones, de esa forma también la administración Duque espera cumplir su compromiso de la equidad.

La otra ley, la que crea el Ministerio del Deporte, si bien viene del gobierno de Juan Manuel Santos, el proyecto fue acogido para dar impulso al deporte y la formación en más escuelas del deporte. La ley se aprobó dejando a Bogotá como la sede del ministerio, el cual deberá quedar listo en un año, plazo previsto para que se de la transformación del actual Coldeportes en ministerio.

También se logró la aprobación este miércoles en las plenarias la conciliación del acto legislativo de la reforma a las regalías. El texto después de julio deberá cumplir su segunda vuelta, es decir cuatro debates más para convertirse en reforma constitucional.