Diario del Cesar
Defiende la región

Infractores han pagado más de $ 46 millones en el Cesar

296

Ha pasado un año y cinco meses desde que el 30 de julio del 2017 se puso en pie la implementación del más reciente Código de Policía Nacional y de Convivencia, que sanciona, judicial y económicamente, los comportamientos violentos y de alteración de orden público, que atentan contra la interacción pacífica, respetuosa y armónica de las personas.

El nuevo Código de Policía regula más de 300 delitos para garantizar seguridad y convivencia ciudadana.  En ese sentido,el comandante operativo de la Policía del Cesar, teniente coronel, José Luis Castañeda, señaló que el personal uniformado ha impartido en el departamento del Cesar desde el 2017 hasta lo que va del 2019, unas 8705 multas, de las cuales 4487 han sido en Valledupar; las sanciones se debieron a “diferentes comportamientos contrarios a la convivencia en diversos municipios y corregimientos”, subrayó el coronel.

DINERO PAGADO

El comandante operativo de la Policía del Cesar, teniente coronel, José Luis Castañeda, entregó un reporte de las multas pagadas por los infractores; indicó que, a la fecha, unos $46.187.544.00 han sido cancelados en el departamento por multas, y Valledupar  ha recaudado $113.806.168.42 aproximadamente.

Sin embargo, manifestó que aún no se tiene un reporte de los sancionados que no han cancelado las multas generadas al haber violentado el Código Nacional de Policía; se atreve a decir que un aproximado del “42 por ciento” de las sanciones en Valledupar aún se debe.  Sobre el departamento, “a la fecha las alcaldías municipales no han reportado cobro coactivo por el incumplimiento al pago de las multas”, manifestó la autoridad.   Lo que impide tener una cifra de las personas morosas en el departamento.

LAS SANCIONES POR NO PAGAR

Quienes reciban multas por infringir en el Código Nacional de Policía deben conocer el proceso sancionatorio; “omitir elpago de las infracciones, generará castigos aplicados en el artículo 182 del Código de Policía”, señaló el abogado Hernán Zuleta.  El escrito establece: “consecuencias por mora en el pago de las multas (…) el no pago de la multa dentro del primer mes dará lugar al cobro de intereses equivalentes al interés moratorio tributario vigente.   Así mismo, se reportará al Registro Nacional de Medidas Correctivas, el cual será consultado por las entidades públicas, de conformidad con las normas vigentes”.

Si pasado seis meses la persona aún no ha saldado su deuda,  según el artículo 183 del mismo Código de Policía “la persona no podrá: obtener o renovar permiso de tenencia o porte de armas, ser nombrado o ascendido en cargo público, ingresar a las escuelas de formación de la Fuerza Pública, contratar o renovar contrato con cualquier entidad del Estado y obtener o renovar el registro mercantil en las cámaras de comercio”, Código Nacional de Policía y Convivencia.

EL TOP CINCO

Según el comandante operativo de la Policía del Cesar, teniente coronel, José Luis Castañeda, este es el `top cinco’ de compartimientos violentos que con recurrencia generan más sanciones en el departamento del Cesar:

1.   Consumir bebidas alcohólicas, sustancias psicoactivas o prohibidas en el espacio público –  1.353 casos.

2.   Portar sustancias prohibidas en el espacio público con 1.041 casos.

3.   Reñir, incitar o incurrir en confrontaciones violentas con 1.007 casos.

4.   Incumplir, desacatar, desconocer e impedir la función o la orden de policía con 815 casos

5.   Irrespetar a las autoridades de policía con 712 casos.

EL COMPORTAMIENTO DE LOS CIUDADANOS

Las peleas callejeras siguen ocupando los primeros puestos en la violación a las normas contempladas en Código Nacional de Policía y Convivencia.

A estas le siguen el consumo de bebidas alcohólicas, hacer necesidades fisiológicas en la calle y ocupar el espacio público.

Aunque esta norma ya lleva un año en funcionamiento, hay muchas personas que desconocen qué este tipo de actos acarrea multas que van desde cuatro salarios mínimos diarios legales vigentes.

MEDIDAS REGULADORAS

Rodolfo Mantilla, docente de Derecho considera que “el Código Nacional de Policía es un instrumento muy importante y me parece a mí que tiene unas medidas muy necesarias para efectos de la regulación de la actividad social, de la disciplina social de las personas; es un estatuto muy bueno y realmente ha tenido una aplicación, no al ciento por ciento porque el tema no es básicamente un tema represivo, sino necesariamente formación en cultura ciudadana”.

Para el docente en Derecho, “el Código ha venido siendo corregido por la Corte Constitucional en algunos aspectos donde entran en conflicto la parte de los derechos y garantías a los ciudadanos con algunos procedimientos policivos, como, por ejemplo, el derecho que tenemos todos los ciudadanos para que no se nos metan en las residencias sin autorización judicial y el código tenía unos puntos en los cuales permitía que la Policía penetrará en esos lugares bajo sospecha”.

MEJORAR LA CONVIVENCIA

“Con el Código Nacional de Policía se ha mejorado el tema de convivencia y aunque muchos lo califican como un saludo a la bandera, no ha sido así y, según las estadísticas, se pueden mostrar resultados; primero en una disminución sustancial en el tema de riñas, otrora veíamos cómo un vecino no se podía ver con el otro y desde la expedición del código vemos cómo por lo menos hoy en día las diferencias no se arreglan a puños. Los más de 8 mil ‘comparendos’, lo demuestran lo que quiere decir que la Policía está actuando y realizando su trabajo y se está acercando al ciudadano”, explicó un experto en seguridad.

Por EDUARDO MOSCOTE SIERRA