Diario del Cesar
Defiende la región

Aumenta deserción escolar en las adolescentes embarazadas

524

Representantes del ICBF y de la Oficina de Gestión Social de la Alcaldía de Valledupar lideraron la actividad.

Por cada niña embarazada que asiste al colegio, 9  abandonan el estudio.

POR:
NINOSKA
REYES URDANETA

A través de un trabajo que se inicia desde el hogar y se intercepta con las rutas de acción de los entes del Estado, el tema del embarazo en adolescentes se ha convertido en una prioridad tomando en cuenta que según estudios realizados por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF, por cada adolescente que asiste en estado de gestación a la institución educativa, 9 desertan del sistema de educación por copiar modelos que a la vista de la sociedad no son aceptables.

La afirmación la formuló Diana Solano, trabajadora social del ICBF, durante la realización del Foro “Pásala sano, activa tu proyecto de vida”, donde además se disertó sobre la prevención de consumo de sustancias psicoactivas y embarazo a temprana edad.

Solano detalló que en el departamento del Cesar se están llevando a cabo acciones conjuntas, entendiendo que el tema del embarazo precoz no es solo un problema de familia, de salud o del ICBF; se requiere del trabajo conjunto de todos. “Estamos abordándolo por medio de acciones conjuntas con las alcaldías, secretaría de Salud Departamental y las instituciones educativas”.

Con las familias también se está desarrollando un gran trabajo para insistir en la prevención desde el hogar. “Hoy día el caso de las uniones tempranas preocupa a las autoridades. Nuestros niños y niñas entre 12 y 14 años están viviendo en pareja y eso además conlleva a la violencia sexual cuando uno de ellos es mucho mayor”, dijo.

En el departamento del Cesar no existen estadísticas exactas sobre este problema, pero tomando en cuenta a nivel país por cada niña que sale embarazada nueve desertan del sistema educativo.

Solano destacó que a nivel de padres es importante analizar cómo validan las uniones tempranas y los embarazos en menores. En muchos casos lo ven como un ascenso social sin medir las consecuencias psicológicas que más adelante se presentarán.

Destacó que ante esta situación el ICBF cuenta con pilotos para la prevención de embarazos en los municipios de El Copey, Bosconia, Aguachica y Valledupar como principales localidades donde se está multiplicando esta incidencia.

Según la Secretaría de Salud Departamental las estadísticas sobre embarazos en adolescentes las encabeza Valledupar con 690 casos, seguida de Aguachica con 202, Bosconia con 138 y Agustín Codazzi con 14.

“ABC CAMBIANDO EL CHIP”

Con relación al consumo de sustancias psicoactivas, Gina Paola Díaz, referente técnica en prevención del consumo de sustancias psicoactivas de la dirección de niñez y adolescencia del ICBF, informó que desde el año pasado está en marcha la campaña “ABC cambiando el chip”, estrategia de abordaje innovador para prevenir el consumos de sustancias psicoactivas en niños, niñas y adolescentes, es decir, en menores de 18 años.

Debe haber “0” consentimiento en consumo de sustancias. El enfoque  es desde un tema pedagógico, innovador y desde la información. “No subestimamos los sentimientos de los niños ni los factores de riesgos que encontramos en las escuelas y en el entorno familia”.

Es un trabajo vinculante que busca erradicar las altas cifras que se manejan a nivel nacional y por departamento.

“PÉGATE AL PARCHE, JOVEN PÁSALA SANO”

Antonio Salazar, coordinador de Juventud de la Oficina de Gestión Social en Valledupar, informó que este foro hace parte de la estrategia de política pública para erradicar el consumo de sustancias psicoactivas y evitar el embarazo en adolescentes.

Explicó que se está desarrollando una estrategia vinculante desde jóvenes para jóvenes, porque no es quedarse en la línea de promoción y prevención; hay que entrar a la línea de mitigación.

Los jóvenes son los mejores portavoces en este problema. “Pégate al parche, joven pásala sano” es la campaña que se está desplegando en el municipio y que ha sido acogida por todos los personeros y contralores d

e las once instituciones educativas que se han vinculado al proceso.