Diario del Cesar
Defiende la región

Otra vez otorgan libertad a sobrino de ‘Marquitos’ Figueroa

491

A través de una solicitud de sustitución de medida de aseguramiento, la defensa de Daimler Paul Corrales Figueroa, señalado de pertenecer al denominado ‘Clan de Marquitos Figueroa’, logró que a este le otorgaran la libertad, aunque con algunas privaciones, en relación al proceso que se adelanta en su contra por su presunta comisión en los delitos de homicidio agravado, concierto para delinquir agravado, y porte, tráfico o fabricación de arma de fuego.

La decisión fue proferida tras varias sesiones de audiencia por el Juzgado Primero Penal Municipal Ambulante con Funciones de Control de Garantías de Valledupar, quien consideró que no se han cumplido con los términos procesales por parte de la Fiscalía, pese a que esta ha elevado solicitud de prórroga de la medida de aseguramiento mientras que al revisar los elementos materiales probatorios se constató que la defensa no ha dado pie a fracaso alguno, teniendo en cuenta que al acusado se le impuso medida de aseguramiento por primera vez el 29 de abril de 2018.

Sin embargo, le impuso también algunas condiciones restrictivas como la prohibición de comunicarse con José Carlos García Cataño, integrante de la presunta organización a la que él pertenecería, y tambiéndeberá pagar una caución por el valor de un salario mínimo legal mensual vigente, finalizando con la cancelación de la orden de captura emitida el pasado febrero por el Juzgado Cuarto Penal del Circuito con Funciones de Conocimiento de esta ciudad.

ESTÁ PRÓFUGO

 

Pese a que el pasado 31 de octubre, el Juzgado Segundo Penal Municipal con Funciones de Control de Garantías de Valledupar le revocó la medida de aseguramiento de reclusión carcelaria que le habían proferido desde las audiencias concentradas, en segunda instancia fue reversada dicha decisión y el juez de conocimiento nuevamente se ordenó la detención penitenciaria contra Corrales Figueroa, sobrino del narcotraficante ‘Marquitos’ Figueroa, acogiendo la apelación realizada por la Fiscalía 21 especializada contra Bandas Criminales de Bogotá, encargada de la investigación.

Ello motivó a que la defensa objetara la nueva decisión e interpusiera la solicitud de revocatoria o en su defecto, la sustitución de medida de aseguramiento que por reparto fue asignado al primer tribunal mencionado, quien solo vio procedencia en la segunda petición.

“Lo cierto es que el señor se encuentra huyendo, motivado por razones de seguridad, pero el fin constitucional no se está cumpliendo, y no existiría elementos fuertes para que el despacho indique que en este momento se están cumpliendo; Existen unos elementos materiales que deben ser valorados por el Juez de Conocimiento, como la versión de José Carlos García Cataño, alias ‘la Penca’, y la versión sobre los hechos dada por Juan Diego García Cataño. Por lo anteriores motivos el despacho no accede a la revocatoria de la medida de aseguramiento”, señaló el juzgado.

 

EL CLAN

 

Es de recordar que Corrales Figueroa fue capturado junto con otros cinco presuntos miembros de la organización delincuencial denominada como ‘el Clan de Marquitos Figueroa’, en medio de un operativo desplegado por la Fuerza Pública el 26 de abril de 2018.

Allí también cayeron Marcos Figueroa Fonseca, llamado también alias ‘Pacho’, hijo de ‘Marquitos’ Figueroa; el exalcalde de Maicao y excandidato a la Cámara de Representantes por el Partido Liberal, Ovidio Mejía Marulanda; Tirso Segundo García, conocido con el alias de ‘Cheluka’, Jhon Amaya Brito y José Miguel Torres Cataño, alias La Lima.

Al parecer, alias ‘Pacho’ fungía como jefe de sicarios y Ovidio Mejía era el financiero de la organización que aparentemente es comandada todavía por Marcos de Jesús Figueroa, quien lo estaría haciendo desde prisión. Daimler fungiría como cabecilla, José Torres también como financiero, mientras que alias ‘Pacho’ y Tirso García hacían las veces de asesinos.

Según el director de la Dijín de la Policía, general Jorge Luis Vargas, las pretensiones de la banda del hijo de ‘Marquitos’ tenía que ver con consolidar el control sobre las rentas criminales de su papá, y actuaban mayormente en La Guajira, Cesar y Magdalena, perpetrando homicidios, contrabando de combustible, extorsiones, desaparición forzada y narcotráfico.