Diario del Cesar
Defiende la región

Coleccionistas, en deuda con el primer encuentro de música vallenata

363

Por

WILLIAM

ROSADO

RINCONES

La celebración del Día del padre incidió para que la programación hecha para el primer encuentro de Coleccionistas de Muisca Vallenata no tuviera una masiva asistencia el pasado domingo en la instalaciones de Sinailtrainal en Valledupar, así lo dio a conocer el organizador Tony Crespo, aunque quedó con la satisfacción del deber cumplido y los pocos que llegaron se gozaron la programación, expresó.

Califica  como buena la experiencia por lo que desde ya estudia un segundo encuentro ya con una fecha estudiada con anticipación y que no coincida con fiestas familiares en la que los coleccionistas puedan ir y no quedarse en casa celebrando en familia como ocurrió  el Día del Padre.

Al final, llegaron unos 4 participantes quienes exhibieron su potencial artístico haciendo gala de una afición exclusiva de los amantes de la música en este caso particular por la música vallenata. Fueron verdaderas joyas  las que se exhibieron lo que dejó satisfecho al público que llegó al encuentro.

Se entregaron trofeos a las colecciones más completas y piezas mejor conservadas, los que recayeron en los melómanos, Álvaro del Toro, un reconocido amante de este arte y que durante años tuvo una de las  disco tiendas más completas de Valledupar, de cuyo oficio le quedaron discos que hoy son de gran jerarquía histórica de ese vallenato de los comienzos de un periplo difícil, con poca técnica pero al final canciones de gran contenido que con los ayudas tecnológicas de hoy recobran la fidelidad ideal para los buenos escuchas.

El otro ganador fue el abogado y cantante, Luis Ochoa Maestre, un insigne parrandero quien se divierte cantando, precisamente, esa música de los primeros juglares. Ochoa llegó con ese cargamento del viejo vallenato, lo que le valió la acogida de los organizadores, descubriendo temas que hace mucho tiempo, mediáticamente no suenan, ricas melodías que es, lo que les está faltando a muchos artistas de hoy.

Como espectador estuvo observando el panorama uno de los mejores coleccionistas, Lisandro Ortiz, pero no participó porque su fuerte es la selección de temas exclusivos de Calixto Ochoa, por lo que no tuvo como contrarrestar la gran variedad que presentaron sus contrincantes que estaban surtidos con juglares de las diversas etapas evolutivas del vallenato.

Tony Crespo comenzó el montaje del espectáculo con Jhonny Palencia y Celso Guerra Gutiérrez, dos reconocidos hombres de radio, sin embargo, ad portas de la convocatoria se abrieron del proyecto sin dejar claras las causas.  De la experiencia a Crespo, le quedó que debe trabajar aliado con otras personas para que la acogida sea mayor.