Diario del Cesar
Defiende la región

Buses y busetas viejas contaminan el medio ambiente en Valledupar

857

Busetas ‘viejas’ emiten gases contaminantes en Valledupar.  /STIVEN MENESES.

POR:
KAREN
LILIANA
PÉREZ

“El humo de las busetas está contaminando el ambiente, y también nos afecta a nosotros”, expresiones como estas, diariamente se escuchan en las vías, calles o paradero de busetas en Valledupar. La queja de la comunidad se centra en la contaminación ambiental como consecuencia del mal estado de las busetas en la capital del Cesar.

“A demás el servicio es pésimo, por ejemplo, ayer me subí a un colectivo y llegando a la cuarta me cambiaron de buseta; al bajarme casi me lleva una moto”, dijo el transeúnte Renier Suárez, al referirse sobre el estado actual de los buses en Valledupar.

Sin embargo, el problema con el servicio de transporte urbano va más allá de unas fallas en su cojinería, latas, llantas, luces; se trata de la emisión de gases contaminantes que emiten las busetas que han culminado su vida útil, y que afecta la salud de la población valduparense.

El director de Sistema de Vigilancia de Corpocesar, Álvaro Zuleta Acosta, subrayó que en las jornadas del Día sin Carro y sin Moto, que se realizaron en el 2017 y 2018 se comprobó altos niveles de partículas contaminantes en el aire en 2017, en comparación con el año siguiente, por el aumento del número de busetas en la ciudad.

“En la última campaña del Día sin Carro y sin Moto que fue en marzo de 2018 hubo una reducción menos de carga contaminante, es decir, que en 2017 habían más busetas”, dijo Zuleta Acosta.

El funcionario aclaró que “los índices de calidad de aire, en estos momentos es bueno porque hay un fenómeno que cuando hay lluvias la calidad del aire mejora porque esas partículas que están suspendidas en el aire se van a tierra, se humedecen y no se re-suspende a diferencia que cuando estamos en verano esas partículas caminan muchos kilómetros y contaminan”.

CIRCULACIÓN DE BUSETAS OBSOLETAS

Según el gremio de las empresas de transporte urbano legamente constituidas, el transporte informal, es el motivo principal que les genera pérdidas económicas, y que limitan la compra de nuevas busetas en Valledupar.

Para contrarrestar esta problemática, Policía de Tránsito se han extendido puestos de controles en varios puntos estratégicos en el casco urbano, los cuales cuentan con un respaldo de 25 policías adicionales que apoyan a los 37 policías que trabajan permanentemente y que sumados al cuerpo de agentes y de policías de Tránsito intensifican los operativos de control a la piratería. 

Estas acciones buscan brindar una solución a las quejas de las empresas de taxi y transporte público urbano, sobre la piratería que se presenta tanto con motos como con carros, que generan pérdidas económicas al gremio, y limitan la optimización del servicio que prestan a los usuarios.

Según datos suministrados por la Secretaría de Tránsito y Transporte de Valledupar, 185 busetas y 2.550 taxis circulan en la ciudad. En lo que corresponde a las motocicletas, 80.000 de estos vehículos ruedan por las calles de la capital cesarense, de los cuales un gran porcentaje es utilizado para el mototaxismo.

Cabe destacar que un promedio de 24.000 personas utiliza el servicio de buses y busetas en Valledupar.