Diario del Cesar
Defiende la región

Pandillero fue asesinado de ocho balazos: Policía

240

De ocho impactos con arma de fuego fue acribillado un sujeto en plena vía pública del barrio Nueve de Marzo,  al lado de la cancha ‘El Dengue’ localizada en la margen derecha del río Guatapurí.

Se trata de Jaime Luis Arias Montero, de 28 años, residente en un sector aledaño del lugar donde fue ultimado. El hecho sangriento que perturbó la tranquilidad de la zona, se produjo alrededor de las 9: 30 de la noche del pasado jueves.

El comandante de Estación Policía Valledupar, mayor José Fernando Montoya Rodríguez, aseveró frente al segundo crimen que se ha registrado en la capital del Cesar en lo que va corrido del año que, “a las 9: 30 de la noche, cuando la persona transcurría normalmente dentro del barrio, llegó una persona a pie y le propinó, varios impactos con arma de fuego,  emprendió la huida hasta el río” aseguró.

La escena se conglomeró de moradores, quienes comentaban entre sí, la muerte de este sujeto, oriundo de esta ciudad.

“Del occiso sabemos que tenía una orden de captura por porte, tráfico y fabricación de armas de fuego. En este momento se están realizando una serie de entrevistas por parte de policía judicial con el ánimo de determinar cuáles fueron los móviles; ya hay buenos indicios, al parecer, hubo una retaliación entre asuntos de pandilla del sector” recalcó el portavoz oficial.

Se conoció además por parte de la oficina de Comunicaciones Estratégica de la Policía Nacional que este individuo además era requerido por orden de captura por el delito de homicidio agravado y concierto para delinquir.

Los familiares de la víctima quien se dedicaba a oficios varios, fueron alertados del trágico suceso y rápidamente  se trasladaron hasta el sitio. Fueron momentos de angustias y tristezas que padecieron al verlo  tendido  sin vida en medio de un poza de sangre.

Varios proyectiles se alojaron en la cabeza, uno de ellos le perforó un ojo, otros impactaron  el tórax, la espalda y el abdomen.

A los pocos minutos los integrantes de la Fuerza Pública, acudieron al lugar y lo acordonaron. Posteriormente uniformados de la Seccional de Investigación Criminal de la Policía Nacional, realizaron la inspección técnica al cadáver y recopilaron información de los testigos presenciales del hecho.

Funcionarios del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de esta ciudad, entregaron los despojos mortales a sus familiares, quienes realizaran sus honras fúnebres en esta capital sus honras fúnebres.