Diario del Cesar
Defiende la región

El amor, el tesón y la disciplina de un padre, formaron grandes artistas

635

Por

WILLIAM

ROSADO

RINCONES

A pesar de que el Día del Padre es de menor cobertura mediática y publicitaria, es una fecha que une las familias y en cierto modo, en muchos hogares se reúnen alrededor del jefe del hogar, aunque en materia de detalles materiales la madre es más ‘taquillera’.

Sentimentalmente, hay hijos buenos que suelen formular con abrazos  y expresiones emocionales todo el agradecimiento al ser que los engendró, lo que pueden manifestar con poemas y canciones en aras de la gratitud por la enseñanza y los ejemplos.

En materia folclórica, hay muchas canciones que conjugan la afinidad sentimental de las letras con quien la dedica o predica. Aunque el repertorio es menor que el de las madres, hay muchas obras que inmortalizaron el amor a papá y que en una fecha como hoy, recobran vigencia, pero también, hay algunas que se convierten en edictos reclamatorios para aquellos progenitores que le faltaron a la responsabilidad de forjar una familia.

Tal vez, la canción más universal es la de Piero de Argentina, una letra que, aún por fuera de la fecha de celebración del Día de Padre, es audible y pegajosa en cualquier temporada de la vida, es la radiografía del hijo que responde al esfuerzo de su papá en la formación y el cariño que le legó.

 

/Es un buen tipo mi viejo
Que anda solo y esperando
Tiene la tristeza larga
De tanto venir andando
Yo lo miro desde lejos
Pero somos tan distintos
Es que creció con el siglo
Con tranvía y vino tinto
Viejo, mi querido viejo
Ahora ya caminas lento/

MUSA VALLENATA A PAPÁ

 

En el plano del folclor vallenato son varios los cortes con esta temática, hay algunos personalizados, otros tangenciales y  universales, son varios temas en la extensa cosecha de los autores e intérpretes vallenatos. Uno de los de mayor resonancia es de Camilo Namén, ‘Mi gran amigo’ que fue ganadora de la canción inédita en el Festival Vallenato y grabada por Jorge Oñate y los hermanos López. Es la narración del alma adolorida por la muerte de su padre, un inmigrante libanés que pisó tierras chimichagüeras al centro del Cesar y forjó una familia ejemplar pero cuando apenas, los muchachos descollaban en sus carreras estudiantiles murió, esto llenó de sentimiento a su hijo mayor y le hizo esta poesía elegíaca.

 

/Tan bueno y tan noble como era mi padre,
Y la muerte infame me lo arrebató,
Esos son los dolores y las penas tan grandes,
Que a sufrir en la vida le pone a uno Dios/

 

Emiliano Zuleta Díaz, en vista del reconocimiento que como acordeonero comenzó a expandirse por la geografía nacional, no dudó en expresarle con una canción a su padre todo el agradecimiento que sentía por sus enseñanzas y publicó abiertamente que la herencia musical era mucho más poderosa que la material y compuso y le cantó a su papá una composición la que tituló ‘La Herencia’

 

/Hay cosas bellas que nunca se olvidan
Y solo con la muerte pueden acabar
Como la herencia que le puede dar
El padre a un hijo pa’ toda la vida
No es una herencia material
A la que me refiero yo
Es una herencia musical
La que mi padre me dejó/

 

El Cacique de La Junta, Diomedes Díaz, no solo elogiaba a su padre con su acostumbrado saludo, “Por eso es que digo: que de Jesucristo para acá ¡qué vivan los hombres! Muertos o vivos pero ¡qué vivan los hombres!”; sino que le hizo una sentida canción al viejo Rafael María Díaz, su padre, en la que descarna el querer a ese ser campesino que con todas las limitaciones los sacó adelante, pasando miles trabajo junto a su compañera, Elvira Maestre, por eso le dedicó: ‘A mi Papá’.

 

/Voy a componé un merengue
Para cantárselo a papá
Un hombre que vive allá
Cerca de la población
Ese que con su sudor
Me dio el tamaño que tengo
Y el hijo le salió bueno
Y ha sido un ejemplo de él
Y ojala que puedas ver
Tú recompensa mi viejo/

 

LA NOSTALGIA SE PINTA EN CANCIONES

 

‘El Viejo Miguel’ es uno de los merengues más puros que tiene el vallenato, el tema cuenta la historia nostálgica que sintió, Miguel, el padre del compositor Adolfo Pacheco Anillo, cuando en una quiebra económica, después de una buena pujanza, resuelve irse para Barranquilla y dejar atrás todas las vivencias y el jolgorio de su salón de baile en San Jacinto, Bolívar.  Todo ese contenido lo plasmó Adolfo en ese merengue como un homenaje a ese padre laborioso que  por la muerte de su esposa y su declive presupuestal, resuelve cerrar y enfrentar la gran ciudad.

 

/Buscando consuelo, buscando paz y tranquilidad
El viejo Miguel del pueblo se fue muy decepcionado
Yo me desespero y me da dolor porque la ciudad
Tiene otro destino y tiene su mal para el provinciano
Le queda el recuerdo perenne de una amistad,
Que labró en la tierra querida de sus paisanos/

 

En la línea genealógica de las familias, los abuelos son fundamentales en los hogares, se dice que el verdadero querer paternal se refleja con los nietos, es como una segunda línea generacional, pero los abuelos son esencialmente, padres atomizados en cariño. Daniel Celedón en un nostálgico tema narra el cansancio que merma el movimiento de su abuelo y le dedicó una obra grabada en su propia voz:

 

/Me da nostalgia cada vez que miro
El rinconcito en que se encuentra un viejo
Un hombre solo que no tiene amigos
Que es tan anciano que todos murieron
Esa es la  imagen triste de mi abuelo
Que ya parece está llegando el fin
Los años han vencido su cuerpo
Hoy su sonrisa es infantil
Ya se ha extinguido su talento
Pero yo lo haré revivir/

Jesús Manuel Estrada, cantante que murió en un accidente también dejó una canción melancólica dedicada a su padre, en la que resalta las emociones al recordar al padre ausente, derrama agradecimientos  y le canta al viejo sillón donde solía sentarse su viejo.

 

/Hay  en la terraza de mi casa un sillón
Que siempre que lo miro de pena lloro
A veces de noche me da la impresión
Que ese sillón como que se mece solo
Pasan los años y el sillón sigue igual
La misma forma el mismo sitio de tarde
Cuando lo miro que tristeza me da
Al recordar que ay se sentaba mi padre/

En el tema ‘Mi Historia’ de Omar Geles,el autor hace un serio reclamo a su padre por haber abandonado a su mamá quien tuvo que enfrentar situaciones dificies para poder alimentar a su retoños, aunque en uno de sus apartes reconoce que supadre fue bueno, sino que en cuestiones del corazón, otra mujer se robó los sentimientos, pero al final aconseja a los padres no abandonar a sus hijos porque se sufre mucho.

 

/Yo no pensé que mi vida
Iba a ser alegre, iba a ser feliz
Cuando comencé a vivirla
Mi padre querido se alejó de mí
Se marchó y me dejo solo
Junto con mi madre me tocó sufrir
Pasando miles trabajos
Pero nunca es tarde y ahora soy feliz/

 

Andrés ‘El Turco Gil’ hizo en un tiempo pareja musical con Plinio Rico, un gran vocalista de Becerril, en uno de sus trabajos grabaron un exitoso tema dedicado al padre, la sentencia habla del reclamo por el crecimiento del niño que ya no quiere seguir en las andanzas de su padre, a lo que el retoño en esa obra, le refleja la eternidad de ese cariño

 

/Cuandoyo estaba muchacho siempre iba con mi papa
En las ancas del caballo  me gustaba galopar
Por caminos y veredas iba yo arriando el ganado
Era dura la faena para llevarlo al mercado
Mas los años se han pasado y ya no voy con mi papá
De la casa se ha marchado y no quiere regresar
Ahora dice mi papá que yo y que no lo quiero
Pero le voy a probar que si le tengo cariño
Que recuerde cuando nuño andaba de arriba a abajo
Siempre siguiendo sus pasos conociendo los caminos
Todavía sigo lo mismo, siempre yo lo estoy queriendo
Y aunque yo me ponga viejo quiero a mi viejo querido/

 

Así sucesivamente, se encuentran dentro del vallenato estas letras comunes llenas de sentimiento de los hijos para los padres, muchos de los cuales heredaron esas venas musicales, e incluso son varios los padres que les cantaron a sus hijos como Diomedes Díaz a Rafael Santos, Gustavo Gutiérrez, ‘Mi niño se creció’; Hernando Marín, ‘Mis muchachitas’; Nacho Urbina, ‘Hija’; Calixto Ochoa, El Retoñito’, Romualdo Brito, ‘A mis hijos’ y este mismo compositor fusionó en un tema el amor por padre y madre en una canción antológica: ‘A Mis Viejos’ y así, hay muchas obras que son propicias para escuchar en esta fecha especial de los padres.