Diario del Cesar
Defiende la región

“Súper bebé” nacido en Aguachica,  el de mayor estatura en Colombia

561

POR:

NINOSKA

REYES

URDANETA

Sorprendida, así quedó Yolanda Ojeda, madre del “súper bebé” que el miércoles nació en el Hospital José David Padilla Villafañe de Aguachica, presentando un peso cercano a los 6.000 gramos y una talla de 75 centímetros. La orgullosa madre afirma que el neonato es el reflejo de la prosperidad y las cosas buenas que la vida traerá a su familia.

“Mi embarazo fue normal, la barriga era muy grande como producto de los cuidados que siempre tuve, pero jamás pensé que vendría este niño tan grande al que ahora ni la ropita de recién nacido le quedará”, expresó entre risas.

Narró que Santiago Beltrán Ojeda como lo llamarán, compartirá su hogar junto a su hermana y padres en el corregimiento de Puerto Mosquito, jurisdicción de Gamarra, departamento del Cesar.

Este bebé es considerado uno de los más grandes en la historia de Colombia, tomando en cuenta que en el 2017 nació en la Policlínica de Ciénaga el neonato con mayor peso 6.38 kilogramos y una talla de 55 centímetros.

En el 2006 en Bucaramanga nació un varón con una estatura de 66 centímetros y 6 kilogramos de peso. Ese mismo año en Cali vino al mundo una hembra que pesó 5.2 kg y midió 56 cm.

Dos años más tarde en Santander se conoció del nacimiento de otro varoncito con una estatura de 70 centímetros y un peso de 5.100 kilogramos.

Santiago fue dado de alta la tarde del jueves bajo cuidados especiales que mensualmente recibirá por parte de un equipo de galenos que asumirá el caso como exclusivo, por cuanto el niño presentó un cuadro de hiploglicemia que debe ser tratado con atención, explicó el pediatra Edgar Torres.

 

CARNES, GRANOS Y VERDURAS

 

Comentó la orgullosa madre que durante los nueve meses de gestación consumió carnes, pescado, granos y verduras, además de tomar con juicio los medicamentos que los médicos recetan para su normal desarrollo. “Nunca falte a un control pre-natal y aunque los ecogramas daban señales de un bebé bien formado, jamás pensé que sería gigante”.

 

POR QUÉ MACROSÓMICO

 

Es costumbre aplaudir el nacimiento de los bebés grandes y gorditos porque “son hermosos”, y en todas las reuniones familiares siempre se alza la voz de una madre que tuvo un hijo que pesó más de cinco kilos, como una proeza digna de mención. Pero lo cierto es que un excesivo peso o altura implica riesgos para el bebé y se conoce con el nombre de macrosomía (cuerpo grande).

Se suele hablar de macrosomía cuando se calcula que el peso del bebé al nacer será mayor del percentil 90 o superior a cuatro kilos de peso. Se considera que es a partir de 4,5 kilos de peso cuando las complicaciones aumentan de forma significativa. Se calcula que un cinco por ciento de los bebés nacen por encima de este percentil 90, pero no todos se consideran macrosómicos, ni todos necesitarán medidas especiales, explicó Fernando Jacome Granados, gerente del Hospital Regional de Aguachica.

Esta condición es una estimación de peso y talla realizada con un ecógrafo teniendo en cuenta tres parámetros (el diámetro de la cabeza, el perímetro del abdomen y la longitud del hueso fémur), y tiene un rango de error de entre 300 y 550 gramos, por lo que no puede considerarse un método totalmente preciso para el diagnóstico de macrosomía.

Entre las causas de esta condición en un recién nacido el galeno explicó que una madre diabética causa que es atribuible a un 20% de los casos. La excesiva ganancia de peso durante el embarazo o las gestaciones de madres obesas son susceptibles de derivar en el nacimiento de un niño con un peso más elevado del normal. Algunas investigaciones apuntan que la macrosomía fetal es tres veces más frecuente en gestantes obesas.

Un embarazo demasiado prolongado también incrementa el riesgo de que el bebé alcance un peso más elevado. Entre el 3% y el 10% de los “niños gigantes” vienen al mundo después de la semana 41 de gestación.