Diario del Cesar
Defiende la región

Fiscalía acusó a comerciante por crimen de yukpa

313

Ante el Juzgado Quinto Penal del Circuito con funciones de conocimiento se adelantó la audiencia de formulación de  acusación contra un sujeto señalado de ser el presunto responsable del asesinato de un miembro de la comunidad indígena yukpa residente en Becerril, hecho ocurrido el pasado 10 de marzo en dicha localidad.

Se trata de Urdenol Francisco Daza Beleño, a quien la Fiscalía 27 Seccional de Codazzi le ratificó la imputación que poco después del hecho le fue realizada por su presunta comisión en los delitos de homicidio y fabricación, tráfico, porte o tenencia de armas de fuego, accesorios, partes o municiones,  cargos a los que no se allanó.

De acuerdo a lo expresado por ese delegado en la vista pública que se celebró en el Palacio de Justicia de Valledupar, el mencionado habría acabado con la vida de Eder Enrique Caballero  De León, de 48 años, tras propinarle tres impactos de bala en medio de un altercado que se generó a raíz de una gresca en el establecimiento de razón social ‘La Nueva Ola’, ubicado en la calle 12 #1-33 del barrio Sourdis, en la población señalada.

 

EL ARGUMENTO DE LA FISCALÍA

 

“Como a eso de las 7 p. m., momentos en el que los clientes comenzaban a llegar al bar, se presentan a consumir bebidas alcohólicas cuatro personas con rasgos indígenas, entre ellos uno conocido con el alias de ‘Jhon Perico’, y otros tres que se distinguen por andar con él. Edgar Enrique Rodríguez, administrador del local, a quien le dicen ‘Chino’, los atiende y ellos le piden unas cervezas Águila Light de las grandes ‘canillonas’, pero en el momento no teníamos. Estos creen que no se les quiso atender, ‘Jhon Perico’ le dice a Edgar ‘usted no sabe quién soy yo, yo soy el que manda’ y uno de los indígenas  que estaba con él (Eder Caballero) se altera, tornándose agresivo, agrediendo en cuestión de segundos al administrador, una persona incapacitada toda vez que su piernas no funcionan bien, golpeándole en la cara”, empezó a explicar el fiscal de acuerdo a la entrevista rendida por la esposa del sindicado.

Dicho testimonio también asegura que el administrador llamó a la mujer para informarle lo ocurrido, pero antes de ello, su marido llegó a la casa e ingresó al cuarto. Luego salió como si nada con dirección al estadero, por lo que decidió seguirlo y cuando se acercaba el sitio, se escucharon tres disparos.

“Al llegar al estadero mi esposo iba saliendo, no me dice nada. Entré y hallé que a Eder Caballero le habían disparado junto a la salida del local. Me asusté y lo le dije a las muchachas que estaban en el bar que salieran, ingresé a apagar la música, y como no encontraba al chino, comencé a llamarlo a gritos porque pensé que le había pasado algo. Esto fue provocado por los propios indios, nosotros ya estamos cansados de estas personas en Becerril, porque ya en varias ocasiones, cuando llegaban a consumir alcohol, siempre querían tratar mal a la gente”, acotó la mujer.

En medio de lo ocurrido, un mototaxista de 18 años resultó con una herida de bala que ingresó por el mentón con orificio de salida en la garganta y reposó en la clavícula sin gravedad, por lo que pudo recuperarse días después.