Diario del Cesar
Defiende la región

Con su bebé en el ataúd, sus padres piden explicaciones a EPS y hospital

443

Con el ataúd de su bebé muerto en las manos, padres de un menor de 6 meses de nacido protestaron a las afueras del Hospital Regional José David Padilla Villafañe de Aguachica por, lo que ellos consideran, la negligencia de parte de la EPS Coomeva y el Hospital Regional José David Padilla Villafañe.

Aseguran que su hijo murió debido a la no autorización de un traslado a un centro asistencial de Valledupar, Ocaña o Bucaramanga; que contara con incubadora.

El neonato de seis meses en gestación, nació el 25 de mayo a las 11:47 p. m. y murió siete horas después.   “Pedimos que se haga justicia y nos expliquen por qué no se envió a mi hijo a otro hospital. Ya habían conseguido un espacio en Valledupar y Coomeva no autorizó”, expresa entre lágrimas Fair Flórez, papá del menor.

Relata que su esposa – madre primeriza –  tuvo un adelanto en el parto, por lo que el niño al nacer necesitó de la herramienta. “Este aire era demasiado fuerte para él”, relata.

Aunque el gerente de la entidad promotora de salud hasta el momento no se ha pronunciado, según su  esposa, recibió una llamada de la EPS solicitándole cancelara el proceso de denuncia contra la empresa. “Decían que así entablaríamos conversaciones pacíficas, pero con eso dirán que mi esposa no fue a controles, y ella sí asistió”, comenta Flórez.

También le atribuye responsabilidades al gerente del hospital de Aguachica, Fernando Jácome, al no destinar vehículos para el traslado del menor quien requería una urgencia vital.

LO QUE DICE EL HOSPITAL

Por su parte, el encargado de la ESE, Fernando Jácome, dice que la madre del neonato llegó al centro asistencial con una urgencia vital y amenaza de parto prematuro de 28 semanas, “con bordamiento del 100% de cuello uterino y una dilatación completa; y pérdida masiva de líquido amniótico”.

Agregó que: “Esta situación hizo que el bebé al nacer de manera prematura, tuviese problemas respiratorios (…) pero nunca llegó la autorización de la EPS para su traslado y lamentablemente murió”.