Diario del Cesar
Defiende la región

Este fue el terrorista autor del atentado

237

José Aldemar Rojas, un hombre de 56 años nacido en Puerto Boyacá, Boyacá, fue el autor material del atentado terrorista que cobró la vida de diez personas y dejó heridas a otras 65 en la Escuela de Cadetes de la Policía General Francisco de Paula Santander, en Bogotá.

Según las autoridades, Rojas era el conductor de la camioneta Nissan Patrol modelo 1993 que irrumpió en la Escuela sobre las 9:30 de la mañana.

Archivos de la Registraduría Nacional revelados en redes sociales indican que José Aldemar Rojas tiene su registro de nacimiento en Boyacá, pero expidió su cédula de ciudadanía en Honda, Tolima.

También se sabe que registraba su residencia en la vereda Boja, corregimiento Cubara, en Boyacá; y que tenía amputada su mano derecha.

La camioneta en la que perpetró el ataque la había adquirido mediante traspaso en mayo del 2018, según las autoridades. El Registro Único Nacional de Tránsito reporta que la última revisión tecnomecánica del vehículo se realizó en julio en Arauca.

Aunque las autoridades no han vinculado de manera pública a Rojas con algún grupo criminal, el presidente de la Federación Colombiana de Víctimas de las Farc, Herbin Hoyos, aseguró que el hombre hizo parte de las Farc, en una fecha indeterminada, en las filas de los frentes 10 y 45.

El líder de víctimas indicó que Rojas hacía parte de los grupos de las Farc que se desvincularon del acuerdo de paz, y que recientemente había colaborado con organizaciones ilegales en Arauca, en alianza con células del ELN.

La Fiscalía General de la Nación aseguró que tras la identificación de Rojas seguirá la búsqueda de los autores intelectuales del atentado.

“La investigación para determinar a los autores intelectuales de este hecho avanza y en las próximas horas podremos dar más información a los colombianos sobre lo ocurrido”, dijo en rueda de prensa el fiscal Néstor Humberto Martínez.

Los investigadores no tienen duda de que el carro-bomba que estalló este jueves en la Escuela de Cadetes General Santander llegó a Bogotá por carretera desde Arauca, en donde lo ubican desde 2017.

En efecto, según registros de la Secretaría de Tránsito de Arauca, un hombre identificado como Wilson Arébalo Hernández solía conducir ese vehículo y lo llevó en dos ocasiones a la revisión tecnomecánica en el local conocido como Centro de Diagnóstico Automotriz El Arauco.

También se sabe que el vehículo permanecía en Saravena, hasta donde se desplazó una unidad móvil a practicarle el análisis tecnicomecánico tanto en 2017 como en 2018.

Esta información ya le fue suministrada a la Fiscalía que busca tanto al anterior propietario como a Wilson Hernández, quien solía conducir el carro.

Del supuesto terrorista se sabe que nació en Puerto Boyacá y que su residencia era en Cubará, un pueblo de Boyacá que está situado a 45 minutos, por carretera, de Saravena, y a 12 horas de Bogotá.

¿Fue el Eln?

Al respecto, Víctor de Currea Lugo, experto y estudioso del ELN, indicó que, sin descartar a este grupo guerrillero, existen otros posibles responsables, como el Clan del Golfo, grupos de narcotraficantes e incluso enemigos de la paz.

Asimismo, cuestionó la manera cómo los responsables hicieron para entrar un carro bomba a la escuela, “siendo una institución tan cuidada” y con “niveles de seguridad muy alto”.

“Es necesario medir y recoger la información necesaria para poder concluir con cierto grado de certeza”, reiteró sobre especulaciones de posibles responsables.

De Currea se refirió a la hipótesis de la posible responsabilidad del ELN y señaló que, de comprobarse su autoría, se debería terminar el proceso.

“El ELN ya tiene una agenda, que está congelada, pero es una realidad política, por lo que los menos interesados en un ataque sería el ELN”, indicó.

Por otro lado, el experto en seguridad Ariel Ávila indicó que en los últimos 4 años se han presentado 28 ataques con explosivos en Bogotá, en “el corazón de la Policía Nacional”, lo que evidencia un problema de seguridad en cuanto a explosivos y armas.

“Tenemos un problema de seguridad en materia de ingreso de explosivos y armas en Bogotá que se ha deteriorado en los últimos 6 años”, indicó.

Ávila señaló que Bogotá abandonó el “plan candado”, el cual prohibía el ingreso de explosivos, por lo que indicó que es necesario volver a seguridad fronteriza.

Por su parte, la Directora Ejecutiva de ‘Ideas para la Paz’, María Victoria Llorente, se refirió al atentado terrorista dentro de la coyuntura del proceso de paz en el país e indicó que el hecho pudo ser consecuencia de las declaraciones dadas por el presidente Iván Duque sobre la posibilidad de suspender los diálogos con el ELN.

Además, dijo que la paz aún no se ha consolidado en el país, y que las transiciones del conflicto “sobre todo en un conflicto tan arraigado, son muy difíciles”.

LAS PISTAS:

El fiscal general de la Nación, Néstor Humberto Martínez, luego de un consejo de seguridad, realizado en la Escuela de Cadetes General Santander, lugar de un atentado terrorista que dejó 9 personas muertas, reveló que ya fue identificado el autor material de este hecho.

De acuerdo con el funcionario, se trata de José Aldemar Rojas Rodríguez, quien ingresó a las 9:30 de la mañana en una Nissan Patrol de placa LAF565, modelo 93 color gris.

“Su bitácora en el Runt demuestra que su último acto ante las autoridades de tránsito se llevó a cabo en la ciudad de Arauca, con ocasión de la revisión técnico mecánica que se efectuó el 27 de julio de 2018”, dijo.