Diario del Cesar
Defiende la región

Paisano de Rigo se impuso en la Clásica del Cesar

1.298

El ciclista de Urrao (Antioquia), José Miguel Cano, alza las manos en señal de victoria tras imponerse en la última etapa de la Clásica del Cesar que se desarrolló durante el fin de semana en Valledupar/Richard Dangond.

 POR:
JOSÉ ALEJANDRO
MARTÍNEZ VEGA

Desde la tierra de Rigoberto Urán (Urrao, Antioquia)  llegó el ciclista José Miguel Cano para imponerse en la Clásica del Cesar que se desarrolló durante el fin de semana en Valledupar.

Así como el ‘Toro de Urrao’ sortea dificultades en las carreras más importantes del mundo, Cano superó un percance mecánico durante el último circuito de la competencia en Valledupar para luego imponerse en sitio de meta.

El ciclista antioqueño, que representó al equipo Liga de Ciclismo del Cesar, se impuso al final con un tiempo total de 3 horas, 7 minutos y 44 segundos.

“Un compañero que me estaba ayudando me prestó la cicla, y seguí en ella, alcancé al lote y me puse a defender mi liderato, ataqué por las volantes para sacar distancia a mis rivales, al final tenía tanta rabia por lo que me pasó que embalé y gané la etapa”, explicó el pedalistas de 23 años nacido en Jericó, Antioquia, pero que se inició en este deporte en Urrao, del municipio antioqueño.

Cano terminó ganando con una bicicleta prestada por un compañero, la cual era mucho más pequeña que la adecuada para él.  “Terminé con una cicla S y la mía es XL, las piernas me daban en los manurios, pero las ganas de ganar eran grandes y Dios me dio la fortaleza de poder hacerlo bien”, expresó el deportista que además confesó que llegó a la capital del Cesar con una ‘espinita’ tras perder por solo 2 segundos la Clásica del Caribe en Cartagena. 

Este corredor fue entrenado en sus inicios por César Laverde -el mismo que entrenó a Rigo- antes de partir a Medellín donde continúa con su carrera.

Seguidor de figuras del ciclismo mundial como Alberto Contador y Peter Sagan, Cano tiene como meta ahora destacarse en la próxima Vuelta a Colombia.

La prueba se desarrolló durante 3 días en esta capital en 3 circuitos: el primero con una distancia de 7.51 kilómetros y el segundo y tercero de 4.40 kilómetros.

El circuito 3, de la última jornada, tuvo como sitios de salida y llegada cerca del monumento de La Pilonera Mayor con un recorrido de 4.4 kilómetros alrededor del Cerro DPA.

LOS OTROS GANADORES

Además de la categoría Élite Sub-23, la prueba se disputó también en Prejuvenil, Juvenil, Femenino y Senior A y B.

En Juvenil, el título quedó en casa con el pedalista George de la Ossa, de la Liga de Ciclismo del Cesar.

Con 17 años, el deportista del barrio 17 de Febrero de la Jagua de Ibirico, superó a su compañero de equipo Yorman Álvarez, también de la Liga cesarense.

En Prejuvenil, el título se lo adjudicó el corredor de la Liga de Norte de Santander Yeison Estiven Peña Sánchez.

La prueba en rama femenina la ganó Nubia Estefanía Gómez Pérez, de la Liga de Norte de Santander, con el equipo Arroz Zulia-Calzado Púber.   La corredora de 15 años superó una enfermedad en carrera para quedarse con el primer lugar.

Al finalizar la competencia, el presidente de la Liga de Ciclismo del Cesar, Cristian Gómez, calificó de positiva la realización del espectáculo ciclístico.

“Balance lleno de energías positivas, de nuevas acciones para el ciclismo en el departamento del Cesar, después de 3 años sin hacerse lo retomamos, todo un equipo de trabajo que venimos haciendo las cosas en equipo para poder fortalecer lo que es un verdadero ciclismo en el departamento del Cesar, a partir de mañana lunes comenzamos a trabajar la Clásica 2020”, expresó.

Más de 100 ciclistas participaron de la prueba que reunió delegaciones de 18 departamentos del país.