Diario del Cesar
Defiende la región

Gobierno, partidario de bajar aporte de pensionados a salud

208

La Comisión Permanente de Concertación de Políticas Salariales y Laborales fue convocada por el Gobierno nacional el próximo 22 de enero con la intención de que sea analizada la propuesta que tiene para reducir el aporte mensual del 12% de los pensionados a salud, aunque se haría de forma gradual hasta llegar a un 4%.

Así lo anunció este miércoles la ministra del Trabajo, Alicia Arango. La funcionaria dijo que es una promesa hasta ahora incumplida que hizo la anterior administración a esta población y que ahora el presidente Duque quiere recoger.

“Es un compromiso crear la mesa de los pensionados como una subcomisión de la Mesa de Concertación, ya están citados para el 22 de enero a esa primera reunión a los pensionados con el Gobierno”, dijo la ministra Arango a Caracol Radio.

Indicó que dicha Comisión se reunirá nuevamente el 24 de este mes para explicar cómo va, de qué se trata y qué pretende la mesa de pensionados. Un segundo objetivo en esta cita es mostrarles a los integrantes de la Comisión de Concertación un plan de acción del Ministerio del Trabajo para recibir sus opiniones sobre el particular.

En este sentido, Arango dijo que la reducción de aportes de los pensionados a salud no se puede hacer de un tajo del 12% al 4% por la difícil situación fiscal que atraviesa el país, sino que se realizaría de manera dosificada según una fórmula del propio presidente Duque, que arrancaría con un 10% o un 8%, comenzando por los salarios más bajos.

PROYECTO OBJETADO

El pasado Congreso aprobó un proyecto para reducir el aporte mensual de los pensionados a salud del 12% al 4%, no obstante la iniciativa fue objetada por el entonces presidente Juan Manuel Santos, por razones fiscales.

Hasta el tercer debate la propuesta en beneficio de los pensionados no incomodaba al Gobierno, sin embargo, cuando entró a cuarto debate en la Cámara la plenaria incluyó el beneficio para todos los pensionados. El entonces ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, había advertido que de aprobarse ese descuento para todos el Ejecutivo la objetaría.

La rebaja del 12% al 4% en los aportes en salud a los pensionados que ganen hasta cuatro salarios mínimos al mes -89% del total de 2,3 millones de pensionados- suponía un esfuerzo fiscal de $1,3 billones, pero ya la cobertura para todos implica un déficit superior a los $3 billones, según los cálculos entonces del Ministerio de Hacienda.

Las plenarias del Senado y de la Cámara negaron en diciembre de 2017 las objeciones presidenciales a este proyecto de ley.

El informe del Congreso sobre las objeciones presidenciales indica que “como se pudo demostrar no existen argumentos de peso que permitan hablar de una inconstitucionalidad o inconveniencia del proyecto de ley objetado…por el contrario, se pudo demostrar que la medida adoptada por el Legislativo en el proyecto de ley favorece las condiciones de vida de los pensionados como sujetos de especial protección constitucional y desarrolla claramente el postulado del Estado Social de Derecho”.

Como consecuencia, el proyecto fue a la Corte Constitucional para que diera la última palabra, la cual en junio pasado dio la razón al Gobierno al declarar fundadas las objeciones del entonces presidente Santos, pues consideró que se estaba violando la Constitución por “establecer una exención tributaria sin el aval gubernamental”.