Diario del Cesar
Defiende la región

Se mató estudiante en accidente de moto

652

Uno de los sueños que dejó por cumplir Marisol Vesga Zambrano fue convertirse en guardiana del Inpec. Los anhelos se les derrumbaron cuando la muerte la sorprendió el pasado jueves tras sufrir un aparatoso accidente de tránsito.

La joven de 16 años, estudiante del grado undécimo del colegio Alfonso López de la jornada de la mañana, sufrió graves contusiones a la altura de la cabeza y politraumatismos al colisionar contra un camión cuando se desplazaba en calidad de parrillera de una motocicleta de placas YZE-46E, en la vía que une a Valledupar con el corregimiento La Mesa.

La adolescente falleció horas después de sufrir el siniestro cuando recibía atención médica en la clínica Médicos Alta Complejidad del Caribe hasta donde fue trasladada.   DIARIO DEL CESARconoció que ese día la joven al igual que el resto de sus compañeros de salón, salió a las 9 de la mañana, pero a diferencia de los demás alumnos,  la joven decidió no dirigirse a su hogar y salió a encontrarse con una amiga.

Vesga Zambrano, quien vivía en el barrio Primero de Mayo en compañía de sus padres y su hermano menor, era amante de la naturaleza y a ratos acostumbraba a bañarse en uno de los riachuelos situados en el corregimiento de Azúcar Buena o también conocido como La Mesa, a escasos kilómetros de la cabecera municipal. Ese día el destino estaba trazado, se marchó hacia esa zona; a sus padres les indicó que luego de salir del colegio estaría en casa de una compañera de estudios, pero no fue así, les mintió.

Esa travesía que había planeado terminó en tragedia, luego que emprendiera viaje a bordo de una motocicleta, su amiga de aventura la acompañó en ese recorrido, ambas jóvenes en compañía de dos motociclistas se dirigieron a la citada vía que comunica a la penitenciaria de Alta y Mediana Seguridad de Valledupar.

 

LA MOTOCICLETA EXCEDIÓ LOS LÍMITES DE VELOCIDAD

 

Según relató una persona allegada a ella, ambos vehículos se movilizaban a gran velocidad, asimismo lo indicó el reporte de las autoridades de tránsito. En el trayecto, el conductor de una de las motocicletas, al parecer, no pudo esquivar un vehículo y chocó de frente con el. El fuerte impacto hizo que Marisol Vesga, volara a varios metros, soportando fuertes y graves laceraciones que más tarde le ocasionaron su deceso.

El conductor de la moto identificado como Arcelis Yépez, de 21 años, padeció fractura de miembro superior y fue remitido a la clínica de Fracturas, donde fue sometido a una intervención quirúrgica, su estado de salud es estable.

 

ES RECORDADA COMO UNA  CHICA ALEGRE  

 

Este medio de comunicación dialogó con Luz Cardona, coordinadora de la citada institución educativa donde estudiaba la víctima y dijo que “Marisol es una niña que llega al colegio en el grado octavo, hace el grado noveno en la jornada de la tarde y luego se traslada para la jornada de la mañana donde tenemos los grados, décimos y undécimos. A ella la recuerdo como una niña muy amable, sus compañeros lamentan la pérdida. Era muy alegre, siempre la recordaré con una sonrisa en su rostro, no la vi amargada, ni triste, siempre estaba dispuesta a alegrarle el día a todo el que se acercaba a ella” precisó la docente.

Su mejor amiga, Sharon Juliana Martínez, dijo además “A ella la recuerdo como una niña muy alegre y soñadora. Su sueño era ser guardiana del Inpec. El jueves en la mañana, salimos del colegio muy temprano y no me comentó para donde iba. Ella siempre quería mejorar, estaba muy contenta porque faltaba poco para la graduación” puntualizó.

Sus restos mortales fueron trasladados al colegio donde adelantaba sus estudios y estuvieron durante varias horas en cámara ardiente, rodeada de del cuerpo directivo y docente, además del cariño de sus compañeros y del resto del plantel, quienes lloraron desconsolados por su inesperada partida del mundo terrenal. Hoy será su sepelio en un cementerio de esta ciudad.