Diario del Cesar
Defiende la región

Juez condena a 40 años de prisión a prestamista

631

Julio César Zapata Múnera, procesado como uno de los coautores de la masacre en la vereda La Aguacatera, jurisdicción del municipio de Agustín Codazzi, en hechos ocurridos el 29 de marzo en 2017, fue condenado ayer a 40 años de cárcel.

La decisión la profirió el Juzgado Primero Penal del Circuito con funciones de conocimiento. A Zapata Múnera se le atribuye el asesinato de Edwin Alexander Salas Padilla, de 32 años, soldado profesional adscrito a la Brigada 25 del Ejército en Cauca, quien se encontraba de vacaciones en dicha región de donde era oriundo; además uno de los determinadores del homicidio de Luciano Acosta Brito, de 25 años y Hamilton Soto Lara, de 23 años.

“Los antes mencionados fueron abordados por varios sujetos que se transportaban en una camioneta con capuchas negras, momentos en que se escuchó en el pueblo que se habían llevado a estas personas. Se llevó a cabo la inspección técnica a cadáver y se hallaron algunas vainillas en el lugar del hecho. Se escucharon algunos testimonios refiriéndose a los hechos donde fueron víctimas mortales los tres hombres”, contó la togado en la audiencia de sentido de fallo condenatorio.

Cabe recordar que a Zapata Munera le imputaron cargos por los delitos de homicidio agravado, secuestro simple, y fabricación, tráfico y porte de armas de fuego o municiones,  cargos a los que decidió allanarse a fin de obtener una rebaja en la pena.

Es de anotar que por este hecho también están siendo procesados Juan Gabriel Zapata, hermano de Julio César; Javier Enrique Acosta Acuña y Olfer Enrique Valencia Ibarra, acusados por las mismas acciones punibles.

LOS MÓVILES : UN AJUSTE DE CUENTA

Este medio de comunicación conoció que el móvil del asesinato estaría relacionado a una represalia por parte de los supuestos homicidas ya que al parecer, una de las victimas habría estado implicada en el robo de un arma de fuego y una considerable cantidad de dinero que les hurtaron a los comerciantes antes del crimen.

QUEDARON SATISFECHOS

 

 “Te vas a morir seco allá, te está castigando Dios, porque Él es grande y poderoso”: estas fueron las expresiones lanzadas a Julio Zapata, por parte de los familiares de las víctimas mortales, quienes creen que fue una ‘victoria’ el que la togada haya condenado al mencionado.

Los allegados no pararon en demostrar su dolor, y creen que en esta oportunidad se hizo justicia y aseguraron que  las víctimas no merecían ese trágico final.